Arabia Saudita y Rusia, los mayores productores de petróleo del mundo, acordaron el lunes en la necesidad de extender un acuerdo para reducir el bombeo de crudo por nueve meses, hasta marzo del 2018, a fin de controlar el exceso global de oferta, en un anuncio que impulsaba los precios del barril.

El ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, y su contraparte ruso, Alexander Novak, dijeron en un comunicado que harán todo lo que sea necesario para reducir el exceso de inventarios mundiales, usando una frase que se volvió popular hace cinco años, cuando el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, intentaba defender al euro.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reunirá el 25 de mayo en Viena para considerar si se extienden o no los recortes de producción acordados en diciembre del año pasado con otros 11 países fuera del grupo, entre los que se encuentra Rusia.

Los precios del referencial Brent subieron 2.73%, por encima de los 52 dólares el barril, ya que el mercado esperaba previamente que los recortes de producción se extendieran al menos por seis meses.

Ahora que existe la expectativa de ampliar los recortes de producción por nueve meses tras la reunión de la OPEP, el grupo tendrá que redoblar sus esfuerzos para persuadir a sus miembros y a otras naciones que participan del pacto para que respalden la decisión.

Irak, que pertenece a la OPEP y cuyos volúmenes de extracción crecen rápidamente, ha dicho que respaldaría extender la vigencia del acuerdo por sólo seis meses.

Kazajistán, que no forma parte de la OPEP, refirió el lunes que tendría dificultades para seguir adhiriéndose al pacto bajo los términos iniciales, ya que tiene previsto aumentar su bombeo. Omán, en tanto, comentó que respaldaba por completo la opción de ampliar el compromiso por nueve meses.

Foco en los inventarios

La OPEP desea recortar los inventarios mundiales de petróleo a su promedio anual de cinco años, pero hasta ahora no ha podido conseguirlo. Las existencias se ubican cerca de máximos históricos, en parte por el aumento de la producción en Estados Unidos, que no se ha sumado al actual acuerdo de productores.

Ha habido una reducción marcada en los inventarios, pero no estamos donde queremos llegar para alcanzar el promedio de cinco años , dijo Falih en una rueda de prensa en Pekín junto a Novak. Hemos llegado a la conclusión de que el acuerdo necesita ser extendido , agregó.

La conferencia se produjo en momentos en que el presidente ruso, Vladimir Putin, se encontraba en Pekín durante una visita oficial. El mandatario dijo que recientemente se había reunido con los jefes de las principales petroleras rusas y que éstas habían respaldado la extensión del pacto por nueve meses.

Barril sube 2% por respaldo a prórroga de recortes

El barril de petróleo subió 2% el lunes a un máximo en tres semanas y superó, por instantes, los 52 dólares, después de que Arabia Saudita y Rusia dijeran que era necesario prorrogar un pacto global de recortes de producción de crudo hasta el 2018.

Los ministros de Energía de los dos principales exportadores mundiales de crudo dijeron el que los recortes de producción debían prolongarse por nueve meses, hasta marzo del 2018.

Los operadores de petróleo se vieron sorprendidos por el anuncio, pero aún está por verse si todos los países que participan del acuerdo se alinean con la postura de Arabia Saudita y Rusia. Algunos analistas dudan de que los productores puedan mantener un recorte de bombeo tan prolongado.

El crudo Brent cerró con un alza de 0.98 dólares, o 1.9%, a 51.82 dólares por barril, luego de haber tocado un máximo desde el 21 de abril a 52.63 dólares. El referencial estadounidense cerró con un alza de 1.01 dólares, o 2.1%, a 48.85 dólares por barril.

El anuncio del lunes probablemente prolongue el rebote del precio del petróleo que comenzó la semana pasada por una baja significativa de las existencias , dijeron analistas de Goldman Sachs en una nota a clientes. Sin embargo, destacaron que el alza ha sido modesta en comparación a la del año pasado, cuando se anunciaron los recortes.

La OPEP, Rusia y otras naciones productoras originalmente se comprometieron a reducir los volúmenes de extracción en 1.8 millones de barriles por día (bpd) en el primer semestre del 2017, con una posible extensión de seis meses.

El petróleo ha sido apuntalado por el acuerdo, pero los inventarios globales siguen estando elevados debido a que otros productores como Estados Unidos han incrementado el bombeo, lo que mantiene los precios por debajo del umbral deseado por Arabia Saudita de 60 dólares el barril. (Reuters)