Los precios del petróleo iniciaron operaciones este miércoles en niveles cercanos a sus máximos de hace cuatro años, tras la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, y a la caída de las reservas de crudo estadunidense.

La aplicación de las sanciones no será inmediata, sino que aún llevará seis meses su reimplantación.

Ese plazo, consideran algunos expertos, puede dar margen para llegar a un nuevo acuerdo o bien para aplicar alguna enmienda al acuerdo anterior, alcanzado durante la presidencia de Barack Obama.

La orden de Trump bloquea cualquier nuevo acuerdo e impone un plazo de 90 a 180 días para las compañías con algún tipo de acuerdo en marcha.

En agosto o noviembre, las empresas tendrán que lidiar con las sanciones que se imponen fundamentalmente contra el banco central de iraní y contra el sector financiero, petrolero y aeroespacial.

Al mercado le interesa la estabilidad, algo que ahora mismo no está claro que puede llegar a corto plazo.

De momento, las nuevas sanciones estadunidenses pueden retirar de los mercados entre 200,000 y 300,000 barriles de crudo iraní, cantidad importante pero inferior al millón de barriles vigente con las anteriores sanciones.

"Lo más complicado es determinar si este nuevo escenario ya está descontado en el precio del petróleo o si, por el contrario, éste tiene todavía potencial al alza", apuntan hoy los analistas de Link Securities.

"Las exportaciones de petróleo de Irán a Asia y Europa casi seguramente disminuirán a finales de este año y en 2019, ya que algunas naciones buscan alternativas para evitar problemas con Washington", dijo Sukrit Vijayakar, director de la consultora de energía Trifecta.

En tanto, se informó que los inventarios de crudo, gasolina y destilados en Estados Unidos cayeron más que lo esperado la semana pasada, mostraron datos del grupo privado industrial Instituto Americano del Petróleo (API).

Las existencias de petróleo bajaron en 1.9 millones de barriles en la semana terminada el cuatro de mayo a 430,7 millones, frente a las expectativas de analistas de un declive de 719,000 barriles. Los inventarios en Cushing, Oklahoma, punto de entrega del contrato en Estados Unidos, subieron en 1.7 millones de barriles por día,

Este miércoles, el barril de petróleo tipo Brent del Mar del Norte para entregas en julio se cotizaba en 76.62 dólares al inicio de la sesión en el mercado electrónico Intercontinental Petroleum Exchange (ICE).

El Brent subía 1.77 dólares (2.31%) respecto al cierre previo del martes pasado, 74.85 dólares.

En tanto, el crudo estadunidense West Texas Intermediate (WTI) para entregas en junio también a las 08:00 GMT, aumentaba 1.51 dólares (2.14%) y se cotizaba en 70.57 dólares.

Por su parte, la canasta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se cotizó el martes en 72.12 dólares, una baja de 33 centavos de dólar (0.46%) respecto al cierre del lunes.