Los precios del petróleo terminaron con cotización dispersa la primera jornada de junio, oscilando entre las crecientes tensiones entre las dos principales potencias económicas del mundo y la perspectiva de nuevas conversaciones en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

En Nueva York, el barril del crudo West Texas Intermediate (WTI) para el mes de julio cayó 5 centavos, 0.1%, para terminar en 35.44 dólares.

En Londres, el barril de Brent del Mar del Norte para entrega en agosto, en su primer día como contrato de referencia, se apreció 38 centavos, un equivalente a 1.3%, al cerrar a 38.32 dólares.

"Se suman nuevas tensiones geopolíticas a los elementos que pesan sobre el precio del crudo, en primer lugar con las relaciones cada vez más duras entre Estados Unidos y China, así como con la tensa situación en varias grandes metrópolis (de EU, por protestas tras la muerte de un hombre afroamericano a manos de un policía blanco)", señaló Robbie Fraser, de la consultora Schneider Electric.

China planteó la amenaza de un "contraataque" el lunes después de que Donald Trump anunció una serie de sanciones y restricciones económicas dirigidas a los intereses chinos.

Según la agencia Bloomberg, las autoridades chinas en particular han pedido a las empresas públicas que suspendan sus compras de productos agrícolas estadounidenses.

Indicadores chinos divulgados este lunes 1 de junio muestran en mayo una recuperación de la industria manufacturera gracias al levantamiento de las restricciones por la pandemia de coronavirus, lo cual ha mantenido los precios del crudo cerca de su nivel de cierre del viernes.

kg