Arabia Saudita y otros grandes productores de crudo de la OPEP consideran extender sus recortes récord de los suministros hasta fines del 2020, pero aún necesitan sumar a Rusia a sus planes, dijeron fuentes del bloque petrolero y de la industria.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y naciones aliadas lideradas por Rusia, un grupo conocido como OPEP+, acordaron el mes pasado disminuir su producción en 9.7 millones de barriles por día (bpd) durante mayo y junio.

La pandemia de coronavirus ha empeorado el exceso de oferta en el mercado de crudo al destruir la demanda global, lo que a su vez ha hundido los precios del barril.

Así que en lugar de empezar a bombear más en julio, varias fuentes de la OPEP+ dijeron a Reuters que se han iniciado discusiones encabezadas por Arabia Saudita para mantener el actual volumen de recortes de suministros.

"Los saudíes ven que el mercado aún necesita apoyo y quieren extender el mismo nivel de recortes hasta fines de este año. Los rusos también quieren lo mismo pero el problema, de nuevo, radica en las compañías petroleras", dijo la fuente de OPEP+.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, se reunió el martes con ejecutivos de firmas rusas para discutir una posible extensión de los actuales recortes en la producción de crudo hasta después de junio.

Fuentes familiarizadas con las políticas rusas dijeron que aún no se había tomado una decisión porque las opiniones estaban divididas. Algunos argumentan que Moscú debería esperar a que la demanda mundial se recupere porque las aerolíneas comenzarán a operar de nuevo.

El grupo OPEP+ tiene previsto realizar una conferencia online durante la segunda semana de junio para discutir sus políticas de producción.