Los futuros del petróleo subieron más de un 2% el jueves 2 de julio, tras datos que mostraron una caída en la tasa desempleo y una fuerte baja en los inventarios de crudo de Estados Unidos, aunque el temor a que el aumento de casos de coronavirus pueda frenar la recuperación de la demanda limitó las alzas del barril.

Los nuevos casos de Covid-19 en Estados Unidos aumentaron en cerca de 50,000 el miércoles, la mayor alza diaria desde el inicio de la pandemia. Varios estados están aconsejando a sus ciudadanos que restrinjan los movimientos y cierren negocios y restaurantes nuevamente, lo que se espera complique el crecimiento del empleo.

Los futuros del petróleo Brent subieron 1.1 dólares, o un 2.64%, a 43.14 dólares el barril, mientras que los futuros del crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) avanzaron 83 centavos, o un 2.08%, a 40.65 dólares el barril.

Los mercados en general se vieron alentados por un reporte del Departamento del Comercio que mostró que las nóminas no agrícolas de Estados Unidos se incrementaron en 4.8 millones, por encima de las expectativas de economistas. La tasa de desempleo, por su parte, descendió a 11.1 por ciento.

Mientras, los inventarios de crudo de Estados Unidos disminuyeron la semana pasada en 7.2 millones de barriles desde niveles récord, mucho más de lo que esperaban los analistas, de acuerdo a datos publicados el miércoles por la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

kg