Los precios del cobre repuntaron la jornada del este jueves después de que China Evergrande Group esquivó nuevamente un incumplimiento del pago de su deuda, lo que generó esperanzas de apoyo por parte de Pekín para un sector inmobiliario que puede impulsar una demanda significativa de metales.

A las 17:00 GMT, el cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subía un 1.2% hasta los 9,643 dólares la tonelada tras perder un 0.2% en la víspera.

Varios de los tenedores de bonos de Evergrande recibieron pagos de intereses sobre tres tramos de bonos por valor de más de 148 millones de dólares, según reportes.

Se trata de mantener la estabilidad", dijo Xiao Fu, estratega de Bank of China International.

La experta agregó que el gobierno chino tomará medidas para calmar los temores del mercado inmobiliario, pero no necesariamente revertirá la política sobre las restricciones del sector.

El sector inmobiliario representa una gran parte del consumo de cobre y China es el mayor usuario mundial del metal.

El mercado del cobre fue apoyado además por la escasez de suministros. Los inventarios de la LME han visto un descenso de más de 50% desde agosto.

Oro se afirma cerca de máximo 5 meses, mercado busca coberturas ante inflación

Los precios del oro también subieron, consolidándose cerca de su mayor nivel en casi cinco meses alcanzado en la rueda previa, luego de un salto importante en la tasa de inflación estadounidense que empujó a los inversores hacia la seguridad del lingote.

El oro al contado sumaba un 0.6% hasta los 1,861.39 dólares la onza. Los futuros del oro en Estados Unidos ganaron un 0.8% a 1,863.90 dólares la onza.

El oro al contado sigue elevado después de que el más reciente reporte de IPC de Estados Unidos impactó el argumento de que "la inflación es transitoria"", dijo Han Tan, analista jefe de mercado de Exinity, y agregó que los precios de metal amarillo estarán bien respaldados mientras los temores a la inflación continúen dominando la confianza de los inversores.

El oro, visto como una cobertura contra la inflación, subió la sesión del miércoles hasta un 2% hasta su nivel más alto desde mediados de junio, después de que datos del Gobierno mostraron que los precios al consumidor de Estados Unidos se empinaron en octubre a su ritmo más veloz en 31 años.

El retiro gradual de los estímulos monetarios y los aumentos de las tasas de interés tienden a impulsar los rendimientos de los bonos del Gobierno, elevando el costo de oportunidad de tener al oro, que no devenga intereses.

Las recientes ganancias del oro han sido respaldadas por el tono moderado adoptado por los principales bancos centrales del mundo la semana pasada. Además, la Fed reiteró su opinión de que la inflación es "transitoria" y probablemente no requeriría un ciclo agresivo de alzas de tasas.

Sin embargo, varios funcionarios de la Fed expresaron esta semana preocupaciones crecientes en torno a una inflación más persistente.

Entre otros metales preciosos, la plata al contado sumó un 2.4% a 25.21 dólares la onza, un pico desde el 6 de agosto, y el platino ganó un 1.9% a 1,087.35 dólares por onza. En tanto, el paladio subió un 2% a 2,060.21 dólares la onza.