Los precios de importación de Estados Unidos subieron por octavo mes consecutivo en mayo, reportando su mayor alza a tasa anual en casi tres años pese a una caída en los costos del combustible, según datos divulgados el viernes.

El Departamento de Trabajo dijo que los precios de importación subieron un 0,2 por ciento en mayo, en contra de las expectativas que apuntaban a una caída del 0,7 por ciento, aunque se desaceleraron respecto al 2,1 por ciento del mes anterior.

Los costos del petróleo importado descendieron un 0,4 por ciento, su primera baja desde septiembre del 2010, frente a un salto del 6,6 por ciento en abril.

Los precios de exportación, en tanto, se elevaron también un 0,2 por ciento, menos que el 0,3 por ciento que esperaban los analistas y que el 0,9 por ciento de avance en abril.

En la tasa interanual a mayo, los precios de importación treparon un 12,5 por ciento, la mayor alza desde septiembre del 2008, y los de exportación, un 9,0 por ciento.

DOCH