Pfizer obtuvo un beneficio neto atribuido de 7,680 millones de dólares en el tercer trimestre de 2019, lo que representa una mejora del 86.7% gracias a las plusvalías alcanzadas por la creación de una sociedad conjunta con GSK. Pfizer ha revisado al alza sus previsiones anuales.

De este modo, el beneficio por acción de la mayor farmacéutica se situó al cierre del tercer trimestre en 1.36 dólares, frente a los 0.69 del 2018, aunque al descontar elementos extraordinarios, el beneficio por acción ajustado fue de 0.75 dólares, un 2% inferior al contabilizado en el tercer trimestre de 2018.

Los ingresos de la multinacional sumaron entre julio y septiembre 12,680 millones de dólares, un 4.6% menos que en el mismo periodo del año precedente, con un crecimiento del 7.3% en el negocio biofarmacéutico, hasta 10,108 millones de dólares, mientras que el área de medicamentos sin patente, UpJohn, facturó un 27.7% menos, hasta 2,195 millones de dólares.

De este modo, en los nueve primeros meses de 2019 la farmacéutica logró un beneficio neto atribuido de 16,609 millones de dólares, un 43.8% por encima del resultado de un año antes, mientras que la cifra de negocio de la compañía disminuyó un 1.5%, hasta 39,062 millones de dólares.

"Hemos actualizado nuestras previsiones financieras de 2019 para reflejar nuestros resultados de los nueve primeros meses y nuestra confianza en la evolución futura del negocio", declaró Frank D'Amelio, director financiero y vicepresidente de Pfizer.

De este modo, el laboratorio ha revisado al alza el punto medio de su horquilla de ingresos prevista para 2019, hasta un rango de entre 51,200 y 52,200 millones de dólares, frente al anterior de entre 50,500 y 52,500 millones de dólares.

Asimismo, Pfizer ha mejorado la horquilla de estimaciones de beneficio por acción para 2019, que pasa a ser de entre 2.94 y 3 dólares.

erp