Los precios del petróleo subieron el miércoles por los efectos de una apreciación del dólar y un reporte que mostró una baja mayor a la esperada de los inventarios de crudo y gasolina.

Los futuros del Brent ganaron 85 centavos, a 79.28 dólares, mientras que los futuros del petróleo en Estados Unidos subieron 18 centavos a 71.49 dólares por barril.

“Nos recuperamos a medida que avanzaba el día”, dijo Gene McGillian, gerente de investigación de mercado de Tradition. “Continuamos recibiendo el apoyo de las preocupaciones por el suministro por el acuerdo nuclear iraní, Venezuela (...) así como la baja (de los inventarios) del crudo”.

Los inventarios de petróleo en Estados Unidos cayeron 1.4 millones de barriles en la semana del 11 de mayo, lo que se compara con las expectativas de analistas de una baja de 763,000 barriles.

Las existencias de gasolina en Estados Unidos cayeron 3.79 millones de barriles, según el informe semanal de la Administración de Información de Energía. Los analistas esperaban un descenso de 1.42 millones de barriles. La noticia impulsó a los futuros de gasolina a sus niveles más altos desde octubre del 2014.

“Claramente parece haber una preocupación del mercado sobre las reservas de gasolina en momentos en que se acercan las vacaciones”, dijo Mike Lynch de SEER.

En Venezuela, la producción se desplomó a 1.5 millones de barriles diarios el mes pasado, su nivel más bajo en décadas debido a la crisis económica.

Mientras tanto, el dólar se estabilizó en un máximo de casi cinco meses frente a una canasta de monedas. Un dólar más fuerte hace que sea más caro comprar productos básicos que se negocian en dólares, como el petróleo.

Sube gasolina

Por su parte, la gasolina en Estados Unidos sigue incrementándose.

Se vendió en 2.252 dólares el galón, un aumento de 2.14% con respecto al precio del martes.

En lo que va del año, el combustible ha tenido un incremento de 25.15 por ciento.