En la sesión de este martes el petróleo mexicano de exportación cedió 69 centavos de dólar con relación a la cotización del viernes 18 de enero, para ofertarse en 53.45 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Para Banco Base, el mercado petrolero se vio negativamente afectado por las preocupaciones en torno al crecimiento económico global, causando que el mercado dejara de lado el optimismo relacionado con los recortes de producción de crudo realizados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Lo anterior llevó a las principales mezclas de petróleo a cerrar la sesión con amplias pérdidas, precisó la entidad financiera.

Así, el aumento en la aversión al riesgo se dio tras la publicación de las previsiones económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI), que reflejaron una expectativa más sombría del crecimiento económico global durante 2019.

De acuerdo con el FMI, durante el año en curso la economía global crecerá en 3.5%, mientras que en 2020 lo hará en 3.6 por ciento.

Adicionalmente, la desaceleración en el crecimiento económico de China impulsó las preocupaciones sobre la demanda por petróleo, lo que provocó una disminución en su precio.

Banco Base destacó que el gigante asiático es el segundo mayor consumidor de petróleo a nivel global, y una caída en su crecimiento económico indicaría una menor demanda por el hidrocarburo.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas de China, durante 2018 la economía del país creció en 6.6%, siendo su menor tasa de crecimiento desde 1990.

Otro factor que incrementó el nerviosismo en los mercados financieros globales fue la expectativa en torno a las negociaciones entre China y Estados Unidos, pues no logran llegar a un acuerdo comercial.

En este contexto, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) bajó 1.23 dólares y se vendió en 52.57 dólares el barril, en tanto que el Brent perdió 1.45 dólares para cotizarse en 61.25 dólares el tonel, de acuerdo con información de la consultora Bursamétrica.