En la jornada de este miércoles 3 de julio el petróleo mexicano de exportación avanzó 64 centavos de dólar en comparación con la sesión de ayer, para ofertarse en 59.33 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

En opinión de Banco Base, el costo del petróleo se vio afectado por la disminución en la liquidez en los mercados financieros globales, lo que llevó al precio del hidrocarburo a mostrar movimientos técnicos.

Otro de los factores fue la expectativa de que los bancos centrales puedan adoptar una postura más acomodaticia y así estimular el crecimiento económico global, contrarrestando la desaceleración actual.

Los futuros del crudo Brent para entrega en septiembre subieron 1.42 dólares, o un 2.28%, a 63.82 dólares el barril, mientras que los del West Texas Intermediate (WTI) para agosto ganaron 1.09 dólares, o un 1.94%, a 57.34 dólares por barril. Ambos referenciales perdieron más de un 4% el martes 2 de julio por preocupaciones sobre la desaceleración económica.