El mercado del petróleo se encuentra presionado a la baja, debido a la expectativa de que las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos se intensifiquen los siguientes días, lo cual ha generado al crudo una caída promedio superior a 2.5% en los últimos tres días.

El referente de Estados Unidos West Texas Intermediate (WTI) acumula una caída de 3.32% en dicho periodo, para alcanzar un precio de 67.77 dólares por barril, aunque en las operaciones registró un ajuste a la baja de 1.38 por ciento.

El referente europeo Brent del mar del Norte, por su parte, ha perdido 1.94% en el mismo periodo para ubicarse en 76.50 dólares por barril, cayó 1 por ciento.

En las últimas tres sesiones, la mezcla mexicana de exportación ha mostrado una disminución de 1.60%, por lo que el precio del referente mexicano se encuentra en 65.23 dólares.

La analista del sector energético de Banco Base Ana Azuara comentó que el precio del crudo se ha visto presionado a la baja, sobre todo por la preocupación que existe con relación a una mayor escalada en la guerra comercial que sostiene Estados Unidos y China.

La especialista explicó que el aumento en las tensiones comerciales podría generar una importante desaceleración del crecimiento económico global, lo cual se traduciría en una menor demanda de crudo por parte de los principales consumidores, como es China.

Coyuntural

La experta del banco regiomontano adelantó que el repunte del precio del petróleo sería de carácter coyuntural, debido a que existen otros catalizadores que podrían impulsarlo nuevamente, principalmente en el último cuatrimestre de este año.

Ana Azuara mencionó que, en el último tercio del año, la cotización del crudo referencial estadounidense WTI podría regresar hacia la zona de los 75 dólares por barril, debido a las sanciones económicas que implementó el gobierno de Estados Unidos a Irán.

En noviembre de este año, entrará en vigor la segunda ronda de sanciones al país de Oriente Medio, donde quedarán prohibidas las operaciones financieras con el Banco Central de Irán y la venta de petróleo, una de las principales fuentes de divisas del país, destacó.

Agregó que las relaciones entre Estados Unidos e Irán se han agudizado, pues el pasado 26 de junio, el gobierno de Donald Trump hizo un llamado a sus aliados; sobre todo europeos, para dejar de comprar petróleo a Irán.

Por su parte, el analista del sector de energía de Banorte Santiago Leal enfatizó que existen algunos factores que están explicando la caída del precio del petróleo, dentro de los cuales se encuentra el fortalecimiento del dólar estadounidense y presiones en las economías emergentes, que han generado mayor aversión al riesgo.

El experto pronosticó que el referencial de Europa Brent del mar de norte, hacia el cierre de año, podría alcanzar un precio de 82 dólares por barril, explicado en parte por el menor bombeo esperado de Irán ante los castigos impuestos por Estados Unidos, que se aplicarán a partir de noviembre de este año.

Crudo cotiza a la baja por aumento de inventarios de gasolina

Los futuros del petróleo cambiaron de tendencia y cayeron más de 1%, después de que datos mostraron que los inventarios de gasolina en Estados Unidos subieron inesperadamente la semana pasada, lo que opacó un descenso de las existencias de crudo.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos cayeron más de lo esperado, porque aumentó la actividad de las refinadoras, mientras que los de gasolina y destilados crecieron, refirió el jueves la Administración de Información de Energía (EIA, por su sigla en inglés).

Las existencias de crudo en el centro de distribución de Cushing, Oklahoma, subieron en 549,000 barriles, indicó la EIA. “La lenta alza de los niveles de crudo es bajista y la ausencia de compradores chinos para el petróleo de EU está reduciendo los volúmenes de exportación”, dijo John Kilduff, socio de Again Capital Management.

“La producción doméstica no está creciendo al ritmo que lo hizo previamente en el año, tampoco”, agregó.

Los futuros del petróleo en Estados Unidos cayeron 95 centavos, o 1.3%, a 67.77 dólares por barril. Los futuros del crudo Brent bajaron 77 centavos, o 1%, a 76.50 dólares por barril.

Más temprano, ambos contratos operaban con ganancias, impulsados por la debilidad del dólar y evidencia de una robusta demanda de combustible en Estados Unidos.

La mezcla mexicana de exportación, por su parte, perdió 35 centavos, o 0.5%, a 65.23 dólares el barril.

El dólar se depreció 0.13% frente a una canasta de monedas, pero ha ganado 3.3% este año y se ha beneficiado por el abandono de activos de mercados emergentes. Como resultado, grandes consumidores de petróleo están viendo un encarecimiento en costos.

“En la última semana, hemos visto cambiar el foco desde la oferta a la demanda y la calamidad en acciones, bonos y divisas de mercados emergentes está pesando en el panorama para la demanda a mediano y largo plazos”, dijo el gerente senior de Saxo Bank, Ole Hansen.

El precio de la gasolina en EU operó con una baja de 0.7% para venderse en promedio en 1.9510 dólares el galón. (Reuters)

[email protected]