Los precios del petróleo cotizaron dispares ese martes 25 de junio antes de datos que se espera muestren una disminución de las existencias de crudo de Estados Unidos, cuando hay preocupación entre los inversionistas de que la tensión comercial entre Estados Unidos y China frene la demanda de combustible.

El referencial Brent cerró con un alza de 19 centavos, o un 0.29%, a 65.05 dólares por barril. El West Texas Intermediate (WTI) perdió 7 centavos, o un 0.12%, a 57.83 dólares el barril.

Los inversionistas pasaron por alto este martes 25 de junio comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que borraría partes de Irán si atacaba "a cualquier estadounidense".

La preocupación por la pugna comercial entre Washington y Pekín seguía pesando sobre los precios, dijeron analistas.

"El petróleo tendrá problemas para encontrar una dirección en los próximos dos días", dijo Josh Graves, estratega senior de mercado de RJO Futures en Chicago. "Hay un tira y afloja entre factores alcistas y bajistas".

Las expectativas de avances en el diálogo comercial entre Washington y Pekín fueron empañadas por declaraciones de un funcionario estadounidense que dijo que el presidente Donald Trump se siente "cómodo con cualquier resultado" del encuentro de este fin de semana con su par chino, Xi Jinping.

Por otra parte, el presidente ejecutivo de la petrolera estatal saudita Saudi Aramco dijo que su capacidad disponible de 12 millones de barriles por día bastaba para cubrir las necesidades de sus clientes.

La OPEP y aliados del grupo encabezados por Rusia se reunirán a discutir sobre el mercado del petróleo los días 1 y 2 de julio.