El peso mexicano reaccionó negativamente frente al dólar tras presentar una depreciación cercana a 1% en la negociaciones de este jueves, luego de que el Banco de México (Banxico) dijera en su anuncio de política monetaria que hay preocupación sobre la debilidad de la moneda local.

El tipo de cambio finalizó el día en un precio de 14.83 pesos por dólar en operaciones al mayoreo, lo cual implica una depreciación de 0.8 por ciento.

En las operaciones al menudeo (ventanillas bancarias), las cotizaciones concluyeron en 15.10 pesos por dólar el jueves.

Banxico destacó que una de sus principales preocupaciones es la expectativa de un mayor incremento en la volatilidad de los mercados financieros, y en consecuencia las presiones en el peso mexicano, derivados de los aumentos esperados en la tasa de interés de referencia de Estados Unidos.

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller, manifestó que en el corto plazo el mercado cambiario seguirá favoreciendo al dólar, debido a la publicación este día del Producto Interno Bruto de Estados durante el cuarto trimestre del 2014, el cual podría ubicarse en una tasa anualizada superior a 3 por ciento.

Se mantendrá alto

La especialista agregó que tras el buen resultado del crecimiento de la economía estadounidense, el tipo de cambio previsiblemente se mantendrá por arriba de los 14.70 pesos por dólar en los siguientes días.

Adelantó que la especulación relacionada con la política monetaria de Estados Unidos, en el corto plazo los precios del petróleo y las noticias con el gasto público en México, serán acontecimientos clave para nuevas depreciaciones del peso frente al dólar.

ricardo.jimenez@eleconomista.mx