El peso siguió depreciándose frente al dólar registrando una pérdida de valor cercana a 0.50%, sobre todo, después de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos decidiera aumentar su tasa de referencia en 25 puntos base.

La moneda mexicana se debilitó aún más. principalmente después de que la Fed anunciara que realizaría dos incrementos más en su tasa de interés de referencia durante el segundo semestre de este año, cuando en la reunión anterior sostuvo que la subiría una sola vez.

El tipo de cambio había iniciado la jornada con operaciones relativamente estables al mantener sus cotizaciones sobre los niveles de 20.62 pesos por dólar; sin embargo, después del informe de la Fed de la 1 de la tarde, comenzó a presionarse hasta alcanzar un precio máximo intradía de 20.8250 pesos por billete verde.

Sin embargo, hacia el cierre de las operaciones de este miércoles, la paridad finalizó en 20.8020 pesos por dólar en negociaciones interbancarias a la venta, con respecto a las últimas transacciones de la sesión anterior (20.7020 pesos), resultó en una depreciación de 0.48%, equivalente a una pérdida de valor de 10 centavos.

A las 8 de la noche de ayer en operaciones electrónicas, el tipo de cambio cotizaba en 20.6850 pesos por billete verde, frente al cierre previo de 20.8020 pesos, implicó una apreciación de 0.56 por ciento.

Descontado

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, comentó que el peso registró presiones alcistas en los momentos posteriores al anuncio de la Reserva Federal, aunque los participantes del mercado ya habían descontado el aumento de la tasa de interés.

La especialista advirtió que bajo el pronóstico de un mayor crecimiento en la economía estadounidense, la Fed tiene previsto aumentar su tasa de interés en dos ocasiones más en lo que resta de este 2018 y con ello llevarla hasta un nivel de 2.50 por ciento.

Siller dijo que bajo dicha expectativa el tipo de cambio podría comenzar a cotizar por arriba de 21 pesos por billete verde en los siguientes días.

Se complica

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, anticipó que el escenario del tipo de cambio se ve aún más complicado, sobre todo, ante la percepción de que el dólar estadounidense seguirá fortaleciéndose en el mercado de divisas internacional.

El experto de mercado de cambios agregó que el peso continuará debilitándose en el corto plazo, pero sobre todo previo a las elecciones presidenciales del 1 de julio, con amplias posibilidades de que muestre cotizaciones cercanas a 22 pesos, aunque primero tendría que superar el precio de resistencia de 21 pesos.

ricardo,zamudio@eleconomista.mx