El peso mexicano se aprecia con fuerza contra el dólar estadounidense, un día después de las elecciones de este domingo en México. El tipo de cambio se ubica en el nivel de 19.7663 unidades por dólar contra un cierre de 19.9470 unidades el viernes, con el dato del Banco de México (Banxico).

El movimiento en el par significa para el peso un avance de 18.07 centavos, equivalentes a una variación de 0.90 por ciento. Desde un máximo de 19.9645 unidades, la cotización tocó un mínimo de 19.7362 unidades, su mejor nivel desde las 19.7183 unidades el 18 de mayo.

 

Los analistas atribuyen la apreciación de la moneda mexicana a una reacción positiva por parte de los operadores a las elecciones locales, después de que proyecciones arrojan un resultado negativo para Morena (el partido en el Ejecutivo federal), en la Cámara de Baja.

Morena habría obtenido entre 190 y 203 curules en la cámara baja en los comicios, según proyecciones del Instituto Nacional Electoral (INE), lo que con sus aliados le permitiría aún mantener una mayoría, pero esta cantidad sería insuficiente para una mayoría calificada.

La idea de la reacción a la elección local como motivo de la apreciación toma más fuerza cuando se compara con los movimiento de otras monedas contra el billete verde. El peso mexicano es la divisa con mejor desempeño en la canasta amplia de principales cruces.

Cabe recordar que, en meses recientes, se han propuesto y/o aprobado algunas iniciativas de ley que generaron incertidumbre en los mercados mexicanos y que podrían ahuyentar la inversión", destacó en un reporte Gabriela Siller, la directora de Análisis de Banco Base.

"El peso se enfoca en los resultados de las elecciones legislativas de este fin de semana. El mercado descuenta que reformas constitucionales perseguidas por el presidente no podrán avanzar", escribieron analistas de Monex Europe en un reporte de apertura de mercado.

jose.rivera@eleconomista.mx