El peso rompió la racha de tres días consecutivos depreciándose frente al dólar, ubicándose en 20.1280 unidades por billete verde, un movimiento de 0.30% o 6 centavos de apreciación respecto al cierre de Banco de México del miércoles de 20.1880 pesos.

Sin embargo, la moneda mexicana aún acumula 1.39% de depreciación en la semana, pues el viernes 16 de julio se ubicaba en 19.8520 pesos por dólar, y tras las preocupaciones de los inversionistas por la tercera ola de contagios del Covid-19, lo que pondría en riesgo la economía de los países que tienen un lento proceso de vacunación como México, desplazándose a activos de refugio como el dólar y el oro. 

La apreciación del peso se da ante un debilitamiento del dólar, y tras la publicación del dato de inflación en México, que se ubicó por encima de las expectativas del mercado y genera especulación de que el Banco de México seguirá subiendo su tasa de interés, de acuerdo con Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base.

“El debilitamiento del dólar estadounidense, el índice ponderado del dólar mostró un retroceso moderado de 0.02%, hilando tres días a la baja. Cabe mencionar que, durante parte de la mañana el dólar mostró un fortalecimiento ante la publicación de las ventas de viviendas existentes en Estados Unidos. No obstante, el fortalecimiento del dólar fue momentáneo”, agregó.

Entre otras monedas, el real brasileño se ubicó en 5.20 unidades por dólar, una depreciación de 0.30 por ciento.

Por su parte, el franco suizo perdió 0.20% y la libra esterlina se debilitó 0.38% ante el dólar.

ariel.mendez@eleconomista.mx