La moneda mexicana se ha depreciado frente al dólar estadounidense 2.39% en lo que va del 2021, y se ubica entre las divisas que más han perdido terreno, lo que refleja la debilidad del panorama económico en México y un fortalecimiento del billete verde.

El peso es la cuarta divisa de América Latina con una mayor depreciación frente al dólar, y la sexta entre las principales monedas globales. Las tres primeras también son latinoamericanas.

Banco de México cerró las operaciones de este miércoles en 20.4270 pesos por dólar, que respecto al nivel de 19.9500 de inicios de año, representa una depreciación de 2.39% este 2021.

Su movimiento este año ya supera la depreciación que acumulaba en este mismo lapso de tiempo del 2020, al pasar de 18.8860 a 19.0700 pesos por dólar con 0.97% de depreciación, esto, con la incertidumbre que comenzaba por el Covd-19.

En la sesión de ayer, el peso cerró con ganancias en 20.4270 unidades por dólar frente a un cierre de 20.5400 pesos por billete b verde del martes, una ganancia de 11.30 centavos, equivalentes a una variación de 0.55 por ciento. Es la segunda sesión con ganancia, para recuperarse de la depreciación que acumulaba en febrero.

Gabriela Siller, directora de Análisis en Banco Base, comentó que México enfrenta una mayor percepción de riesgo por tres factores: el rezago en la campaña de vacunación del Covid-19, la aprobación del dictamen de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica junto con la posibilidad de apagones, y el anuncio de que los apoyos fiscales a Pemex seguirán.

“Seguimos viendo volatilidad, no nada más por la pandemia, sino porque en México no ha habido una política fiscal contra cíclica que detuviera las caídas en el PIB y para sentar las bases de una rápida recuperación, aunque esperamos un efecto rebote de 3.8% para este año”, explicó.

Región debilitada

Las monedas de América Latina se han depreciado fuertemente frente al dólar este año, como el peso argentino que ha perdido 6.64%, de 84.08 a 89.66 unidades. Durante el 2020 se depreció 40.46 por ciento.

En segundo lugar está el peso colombiano con 4.33% de depreciación, mientras que el real brasileño cae 4.09% en el 2021, que se suma a los 29.23% que se debilitó el año pasado.

Gabriela Siller comentó que el proceso de vacunación de la población está directamente relacionado con el desempeño de las divisas a nivel global respecto al dólar estadounidense. “Existe una clara relación entre el proceso de vacunación por cada 100 habitantes y la apreciación y depreciación de las divisas. Un proceso más lento de vacunación eleva la aversión al riesgo sobre la economía”, dijo.

Carlos Hernández, analista en Masari Casa de Bolsa, dijo que en la ultima semana se ha visto una depreciación del peso por tres elementos.

“Primero, el dólar estadounidense ha avanzado de forma importante contra muchas de las divisas emergentes, con la perspectiva de aumento de las tasas de interés de los bonos de la Reserva Federal, que ha afectado la visión hacia las divisas."

“Otro elemento que afecta las divisas latinoamericanas es el aumento en la percepción de riesgo, sobre todo en Brasil. En el mercado Interno, tiene que ver con la reforma a la industria eléctrica, con un aumento en los costos y los manejos de CFE respecto a los contratos y con ello a la política pública”, añadió el analista de Masari.

También las fuertes caen

A nivel global, la libra esterlina también registra una fuerte depreciación frente al dólar, con un movimiento de 3.41% en los dos primero meses del año, así como el Yen japonés que se debilita 2.54% en el mismo periodo ante el dólar.

El Índice Dólar, que mide la fortaleza de esa divisa contra una canasta conformada por seis monedas fuertes, terminó en un nivel de 90.055 puntos, que respecto a inicio de año significa una ligera recuperación de 0.13%, aunque llegó hasta 91.529 puntos el pasado 4 de febrero, que representaba un alza de 1.77%, y desde ese punto a la fecha ha perdido 1.61% en 20 días.

De acuerdo con CI Banco, “la volatilidad en los mercados mundiales de bonos y acciones se está calmando después de los comentarios tranquilizadores que realizó ayer el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Jerome Powell, ante el Comité Bancario del Senado de Estados Unidos”.

CiBanco indicó en una nota que el funcionario estadounidense señaló que “el banco central no está cerca de retirar sus medidas de apoyo económico, y dijo que aún quedaba un largo camino por recorrer para alcanzar los objetivos de inflación y empleo”.

ariel.mendez@eleconomista.mx