La moneda mexicana terminó la semana con una pérdida de 4.61% o 90.9 centavos frente al dólar, ubicándose en un nivel de 20.6280 pesos por dólar, su peor nivel desde el 25 de marzo, de acuerdo con datos de Banco de México.

La presión para el peso fue generada por el anuncio de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, que confirmó el mantener la tasa de interés de referencia en un nivel de entre 0 y 0.25%, aunque modificó las expectativas de inflación y el plazo para una modificación en dichas tasas de interés.

Solo en la sesión del viernes pasado, la divisa local perdió 0.83% o 16.90 centavos, pasando de un precio de 20.4590 pesos por dólar a uno de 20.6280 unidades por billete verde, y en las operaciones electrónicas a la apertura de los mercados este domingo se ubica en 20.6385 unidades, esto es una depreciación de 0.05% o 1.05 centavos respecto al cierre oficial del viernes.

Apertura del mercado

Por su parte, los futuros de los principales índices accionarios de Wall Street reflejaban el domingo por la tarde leves movimientos a la baja. El Dow Jones mini presentaba un ligero ajuste de 0.11% a la baja, mientras que el S&P 500 mini bajaba 0.13% a 4,148 puntos, y el índice NASDAQ 100 mini caída 0.03% a 14,029 puntos.

En el mercado petrolero, el precio del referencial internacional Brent del mar del Norte, operaba este domingo con un alza de 0.66% a 73.67 dólares por barril, en tanto el precio del petróleo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) subía a menor ritmo 0.32% a un precio de 71.52 dólares por barril.

Del otro lado del mundo, las principales bolsas de valores asiáticas presentaban ayer por la tarde hora de la Ciudad de México fuertes movimientos a la baja. El índice Nikkei de Tokio operaba con 2.05% de caída en 28,370.50 puntos, mientras que en Corea, el índice Kospi bajaba 0.82% en 3,241.18 puntos.

termometro.economico@eleconomista.mx