El peso mexicano cayó contra el dólar este miércoles, mientras el optimismo comercial se desvanece, por comentarios del presidente estadounidense, Donald Trump, y las divisas de mercados emergentes se presionan por la inestabilidad política de Chile y Bolivia. El tipo de cambio cerró en 19.4450 unidades por dólar.

Contra su cierre previo de 19.3430 pesos por billete verde, la paridad se movió 10.20 centavos que son equivalentes a 0.52 por ciento. El de hoy fue su peor cierre en más de un mes, apenas 4.45 centavos por debajo de su registro de 19.4895 unidades por dólar el 10 octubre. Durante la sesión tocó un máximo de 19.5350 pesos.

 

El techo en la cotización significó al peso un retroceso de 1% y lo convirtió en la segunda divisa emergente de la región con la mayor pérdida durante gran parte de la jornada. Sólo superado por el peso chileno, con un máximo de 799.24 pesos por dólar (cercano a su peor registro histórico), la divisa local recortó la caída.

Con tres retrocesos consecutivos en tres días, desde su registro de 19.0960 unidades por dólar del viernes, la moneda mexicana acumula una pérdida de 34.90 centavos o 1.82% en esta racha negativa. Las caídas comenzaron cuando Trump rechazó la existencia de un acuerdo con China para eliminar aranceles.

La atención en EU

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, operó en positivo y al cierre de la jornada se ubicó en un nivel de 98.38 puntos. Temprano, el desempeño del billete verde tocó un máximo de 98.45 unidades, su mejor registro desde la sesión del 14 de octubre.

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, aseguró por la mañana que los banqueros centrales de Estados Unidos ven una expansión económica sostenida para la potencia norteamericana. Explicó que los recientes recortes a las tasas de interés y el bajo desempleo permitirán pausar el ciclo de ajustes.

La fortaleza de la divisa estadounidense comenzó a aumentar el martes, tras el discurso de Donald Trump para inversionistas, en el Club Económico de Nueva York. Pese a que dijo que un acuerdo comercial con China puede firmarse muy pronto, insistió en que su gobierno le impondrá más tarifas si éste no se concreta.

[email protected]