El peso mexicano opera con ganancias por cuarta jornada consecutiva y perfila su primera ganancia semanal desde el viernes 5 de julio. El tipo de cambio se ubica en 19.5785 unidades, con una ganancia para el peso de 12.04 centavos, equivalente a 0.61% contra su cierre de ayer de 19.6940 unidades, con datos del Banco de México.

La moneda mexicana se mantiene al alza ante una dólar debilitado tras la publicación de datos económicos de Estados Unidos que esta semana mostraron los efectos de su guerra comercial con China. La paridad tocó un mínimo de 19.5638 unidades por dólar. Contra su última caída, el peso acumula una ganancia de 2.80 por ciento.

La contracción de las cifras de manufacturas de Estados Unidos el lunes y un registro de empleo inferior al esperado por el mercado, que se publicó ayer, benefician a la moneda local. También encuentra apoyo en un contexto global de menor aversión al riesgo y un impulso tras noticias sobre medidas de China para apuntalar su economía.

"El peso opera abajo del nivel de 19.60 pesos por dólar antes del fin de semana. La debilidad del billete verde ante los resultados de empleo aumenta la posibilidad de un recorte mas profundo de la Reserva Federal (Fed) el próximo 18 de septiembre, lo que ayuda al peso por las altas tasas en México", dijo Alfonso Esparza, analista de OANDA.

 

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, cae 0.12% y se ubica en un nivel de 98.29 unidades. El dólar cede terreno en prácticamente todos los frentes, con caídas contra las divisas pertenecientes a los mercados emergentes como a los desarrollados.

La debilidad del dólar impulsa a otras monedas de referencia como el yen japonés y el franco suizo. La menor aversión al riesgo beneficia a las divisas emergentes, que son consideradas activos de riesgo. El anuncio de una reunión en octubre entre China y Estados Unidos aumenta las posiciones ofensivas entre los inversionitas.

[email protected]