La moneda mexicana cerró operaciones este jueves en 20.1280 pesos por dólar, es decir, una apreciación de 0.30% o una ganancia de 6 centavos respecto a las 20.1880 unidades en las que cotizó el miércoles, impulsada por la debilidad del dólar y por la publicación del dato de inflación en México.

De acuerdo con datos del Banco de México, el peso rompió la racha de tres días consecutivos depreciándose frente al dólar, aunque aún acumula un retroceso de 1.39% en la semana, pues al finalizar la semana pasada se ubicaba en un nivel de 19.8520 pesos por dólar.

El peso mexicano avanzó ante el dólar luego que la inflación en México se ubicara en 5.75% a tasa anual de 5.75% y en 0.37% en su medición quincenal, la mayor tasa quincenal para un periodo igual desde 2012, lo que aumenta las expectativas de un incremento en la tasa objetivo de Banco de México.

Lo anterior, toda vez que hasta el momento el banco central ha demostrado que actuará para tomar medidas drásticas contra la inflación por encima del objetivo, lo que sugiere que es probable que en su próxima reunión de agosto se produzca otro incremento en la tasa objetivo actualmente en 4.25 por ciento.

Así, la apreciación del peso se da en un contexto de debilitamiento del dólar estadounidense, y una cifra de inflación por encima de las expectativas del mercado, lo que genera especulación de que el Banco de México seguirá subiendo su tasa de interés, de acuerdo con Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base.

“El índice ponderado del dólar mostró un retroceso moderado de 0.02%, hilando tres días a la baja”, agregó.

En el año la moneda mexicana acumula una depreciación de 0.89%, frente a 19.9500 unidades por dólar en que finalizó el 2020. El nivel más débil lo registró el 8 de marzo al cotizar en 21.4540 unidades, de ese momento a la fecha se ha apreciado 5.9 por ciento.

La mejor cotización del año se ubica en 19.6160 y se registró el 20 de enero.

La encuesta más reciente de Citibanamex mostró que el consenso del mercado espera el peso en 20.20 unidades por dólar al cierre de este año.

ariel.mendez@eleconomista.mx