El peso mexicano cerró la jornada con ganancias contra el dólar por cuarta sesión al hilo. El tipo de cambio terminó las operaciones con un nivel de 19.5495 unidades por billete verde, con datos del Banco de México (Banxico). El peso acumula un avance de 59.40 centavos o 2.94% desde su última caída, el lunes pasado.

En el comparativo intradía, la moneda mexicana recuperó 14.45 centavos o 0.73%, contra un previo de 19.6940 unidades, con datos del Banxico. En la jornada, el cruce de divisas se movió en un rango de 21 centavos, con un máximo de 19.7341 pesos y un mínimo de 19.5209 pesos. Factores externos definieron el avance del peso.

 

Suma de impulsos

En Estados Unidos aumentan las apuestas sobre un próximo recorte a las tasas de interés, tras cifras de empleo y manufacturas que muestran los efectos negativos de su guerra comercial con China. El país asiático, por su parte, anunció medidas para apuntalar su economía basadas en una mayor circulación de dinero. 

Las mejoras para los panoramos sobre el Brexit en Reino Unido y las protestas en Hong Kong también beneficiaron a los activos considerados de riesgo, como el peso y otras monedas de mercados emergentes. Todos estos factores beneficiaron a la moneda mexicana, que el lunes registró su peor cierre del año: 20.1435 unidades por dólar.

En el calendario

Los inversionistas en México esperan la publicación del presupuesto para 2020 por parte de la Secretaría de Hacienda. Buscarán señales del futura de la inversión local en el documento que se dará a conocer el domingo. El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se enfrenta a una fuerte desaceleración de la economía local.

En este contexto, el lunes se darán a conocer datos de inflación en el país, luego de que en su más reciente decisión de política monetaria, el Banxico decidió recortar sus tasas de interés. El martes, en Estados Unidos se publicará la encuesta a empleadores del país, mientras que el miércoles se esperan datos de inflación en Estados Unidos.

El jueves, el Banco Central Europeo anunciará su decisión de política monetaria, tras señales de desaceleración en economías como Alemania, como consecuencia de la guerra comercial entre China y Estados Unidos. El dato económico más importante para el viernes será la cifra de crecimiento de ventas minoristas en Estados Unidos.

[email protected]