Pese a la volatilidad y al bajo crecimiento de la economía mexicana en el 2013, las perspectivas del mercado financiero nacional son favorables, debido a la realización de proyectos de infraestructura y la recuperación económica de Estados Unidos.

El mercado mexicano empezó el año con tendencia negativa, de la mano de los mercados internacionales. Sin embargo, independientemente de esa situación, existe interés de inversionistas por el país, debido a sus diferenciaciones respecto de otros mercados emergentes , comentó Javier Martínez Morodo, director de GBMhomebroker, brazo digital de Grupo Bursátil Mexicano (GBM).

Actualmente, los agentes económicos nacionales e internacionales están en proceso de visualizar el escenario mundial para componer sus portafolios, por lo que al cabo de ese análisis reconocerán que México se distingue por las reformas estructurales (principalmente la energética), su relación comercial con Estados Unidos y su estabilidad macroeconómica.

Iván Barona González, jefe de Estrategia e Investigación de GBM, advirtió que tras un incremento de 1.1% del Producto Interno Bruto en el 2013, el primer trimestre del 2014 será de bajo dinamismo económico, ya que la reforma fiscal que grava los alimentos de altas calorías y que homologa el IVA en las fronteras ha debilitado al consumo privado.

Sin embargo, consideró que conforme fluyan los proyectos de inversión en infraestructura pública, como las ocho carreteras que ya están próximas a licitarse, hacia la segunda parte del 2014 se fortalecerán el poder de compra y el mercado interno, por lo que el consumo privado podría cerrar el año con un alza de 3.5 por ciento.

El otro motor de crecimiento serán las exportaciones hacia Estados Unidos, adonde se dirige la mayor parte de las ventas externas del sector industrial.

Este año, México no va a crecer a tasas de 5 o 6%, como se espera a mediano plazo, pero con todos sus méritos y su potencial muy bien puede posicionarse en el radar de los inversionistas para sus operaciones de largo plazo , comentó Barona.

ARRANQUE DESIGUAL EN BMV

En entrevista, los expertos comentaron que durante el primer bimestre del año, las principales emisoras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) han observado un comportamiento diferenciado, ya que las empresas de consumo han sido las más afectadas, en tanto que las compañías industriales, las más beneficiadas.

Para los próximos meses se espera que, conforme se escriban las leyes secundarias de las reformas energética y de telecomunicaciones, las empresas vinculadas con esos sectores verán mejores rendimientos en la BMV.

Al cierre del año pasado, GBM participó con 2.7% de los activos totales del sector de casas de Bolsa, al tiempo que reportó utilidades netas por 152 millones de pesos, lo que constituye un repunte de casi 40% respecto del 2012.

[email protected]