La Reserva Federal ve una oportunidad de remover parte del estímulo monetario que ha estado inyectando en la economía, dijo este martes la presidenta de la Fed de Kansas, Esther George.

Durante un evento, George añadió: "La Reserva Federal está avanzando hacia lo que considero un momento muy crítico".

La funcionaria, que este año no tiene derecho a voto en el comité de la Fed que decide sobre la tasa de interés, pero participa en los debates, no comentó cuántos aumentos de los tipos prevé para 2017.

El banco central estadounidense subió las tasas la semana pasada, el tercer incremento tras un período entre 2008 y 2015 en el que las mantuvo estables cerca de cero.

George dijo que la Reserva Federal debe tener cuidado de no ajustar demasiado la política, pero tampoco permitir un recalentamiento de la economía, y agregó que probablemente la decisión sobre cuándo reducir su balance no se tomaría pronto.

"Va a requerir mucha conversación y análisis", señaló la funcionaria.

estrategias@eleconomista.mx