Los precios del oro y la plata han subido 2.12 y 5.28%, respectivamente, desde que Donald Trump tomó protesta como presidente de Estados Unidos.

El precio del metal dorado no aumentaba en el comienzo de una presidencia de un republicano desde Gerald Ford, en 1974.

Pese a un dólar alto, el oro está cerca de máximos de varios meses, debido a una mayor volatilidad en las bolsas y más inquietud en el frente político, lo que apoya la búsqueda de activos seguros , dijo a Reuters Eugen Weinberg, jefe de investigación en materias primas de Commerzbank.

El precio del oro se ubicó el viernes en 1,235.22 dólares por onza; la plata, en 17.97 dólares. En lo que va del 2017, el metal dorado ha ganado 7.27% y la plata 12.78 por ciento.

Parte de la inquietud política, que ha ayudado a los precios de los metales preciosos, como el oro y la plata, ha salido de Estados Unidos.

Trump dijo iba a ser un presidente antiestablishment (antisistema) y lo está demostrando (...) El problema de sacudir al establishment es que todo se complica y se cae en una anarquía política y eso es lo que está ocurriendo en este momento , dijo Raúl Bringas, académico de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

Además de la posición adoptada por el presidente estadounidense, problemas como la renuncia de Michael Flynn, asesor de seguridad nacional de Trump, han complicado el panorama político.

Flynn renunció la semana pasada, debido a una investigación sobre si discutió la posibilidad de que Estados Unidos levantara sus sanciones contra Rusia antes de que Trump asumiera el poder.

A las preocupaciones de Estados Unidos se suman las elecciones en Europa, el impacto potencial de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y una crisis de la deuda en Grecia. Tales preocupaciones han ayudado a impulsar la demanda de oro, dijo Russ Koesterich, money manager de BlackRock, en entrevista con Bloomberg.

Ese riesgo político no se refleja en los mercados (...) La gente no está tan nerviosa y hay cosas que podrían salir mal, sobre todo cuando se piensa en todos los riesgos políticos. Eso se suma al argumento de tener oro en un portafolio de inversión , explicó Koesterich.

Una preocupación más

Marine Le Pen, candidata a la presidencia de Francia, empezó su campaña con un discurso atacando la globalización e inmigración.

Le Pen prometió sacar a Francia de la OTAN y quiere que el país galo abandone la zona euro, un acontecimiento que pondría en duda el futuro de la moneda europea , dijo Carlos Ponce, director Ejecutivo de Análisis y Estrategia en Ve por Más (BX+), en un análisis.

Las elecciones en Francia se realizarán el próximo 23 de abril.

mario.calixto@eleconomista.mx