Los metales preciosos cerraron la semana con ganancias, debido a la decisión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed), por lo que el oro registró este viernes un aumento semanal de 2.04% y se vendió en 1,229.29 dólares por onza.

De acuerdo con Banco Base, los participantes del mercado esperaban el aumento en la tasa de 25 puntos base, por lo que los metales preciosos ya habían descontado sus pérdidas durante las semanas previas.

Aunque la FEd subió por tercera vez la tasa de referencia desde el 2015, el mercado espera dos incrementos adicionales durante el año, los cuales serán de manera gradual, lo cual se debe, según el Comité Federal de Mercado Abierto, a que las proyecciones económicas se mantuvieron sin grandes cambios.

Banco Base dijo que los fondos cotizados en oro (ETF) incrementaron desde el inicio de la semana hasta el 16 de marzo en 0.67% a 1,820.17 toneladas; en tanto, durante la semana el precio del metal tocó un máximo de 1,234.06 dólares y un mínimo de 1,197.38 por onza.

La plata fganó en la semana 2.14%, al situarse en 17.40 dólares por onza, mientras que el aluminio cerró en 1,914 dólares por tonelada métrica, una subida de 1.81%, y el plomo subió 1.03%, al cotizar en 2,281 dólares por tonelada métrica.

Hay un impulso, ya que la gente está empezando a mirar de nuevo hasta dónde puede hacer subir al oro , dijo Georgette Boele, de ABN AMRO.

El dólar tocó un techo y caerá en el corto plazo, agregó la analista.

Los inversionistas estuvieron pendientes de la reunión de líderes de Finanzas del G-20 en Alemania el fin de semana, donde cualquier intento por parte del Gobierno de EU por buscar políticas proteccionistas podría alimentar la demanda por oro, visto como refugio.

valores@eleconomista.com.mx