El metal dorado bajó el jueves más de 1%, debido al alza del dólar a un máximo en varios años, en una rueda en la que el miedo a un empeoramiento de la epidemia del coronavirus y sus efectos sobre la economía mundial hicieron que los inversionistas se apresuraran a mantener efectivo.

El oro al contado perdía 1.2% en las operaciones de la tarde, a 1,468.42 dólares la onza.

Por su parte, los futuros del oro en Estados Unidos cerraron con un alza de  0.1%, a 1,479.30 dólares la onza.

El dólar tocó un máximo en tres años debido a una fuerte demanda pese a la reciente oleada de operaciones de inyección de liquidez de los bancos centrales alrededor del mundo.

La continua expansión del coronavirus, que ha infectado a casi 230,000 personas en todo el mundo y dejado unos 9,000 muertos, ha generado pánico y una liquidación de activos, incluyendo el oro, visto como refugio en momentos de incertidumbre económica o política.

“Claramente el estatus de refugio seguro del oro no se ha mantenido”, dijo David Meger, director de Operaciones de Metales de High Ridge Futures. “Los jugadores del mercado se están moviendo hacia el dinero en efectivo”.

Otros metales preciosos, el paladio ganó 3.4%, a 1,641.52 dólares la onza, tras caer 5% en la jornada, mientras que el platino cayó 5.1%, a 592.83 dólares, su séptima baja consecutiva. La plata, en tanto, avanzó 0.5%, a 12.05 dólares la onza, alejándose del mínimo de 11 años tocado en la sesión previa.