OHL ha aceptado una oferta vinculante del grupo mexicano RHL Properties para adquirirle participaciones mayoritarias en varios hoteles y un campo de golf en México.

En concreto, el grupo español ha pactado la venta de hasta un 80% del capital de las sociedades propietarias de los hoteles Rosewood Mayakoba y Fairmont Mayakoba, "con un mínimo asegurado del 51%", y de otro 51% de los establecimientos Banyan Tree Mayakoba y Andaz Mayakoba, así como del campo de golf 'El Camaleón'. Según OHL, este porcentaje podría ser mayor en función de "determinados supuestos de ajuste al precio".

Con estas operaciones, el grupo que preside Juan Villar Mir de Fuentes ingresará entre un mínimo "asegurado" de 151 millones y hasta 218 millones de euros, con una plusvalía estimada, en ambos casos, de unos 71 millones, incluyendo la puesta en valor de la participación no vendida.

Esta venta de activos forma parte del plan del grupo español de generar ingresos extraordinarios para cubrir las necesidades de recursos de algunos de sus proyectos de construcción en dificultades, y atajar así también la pérdida de confianza de los analistas e inversores, reflejada en varios recortes de rating en los últimos meses. El último, el pasado 28 de noviembre, cuando Fitch bajó su nota de BB- a B+, ahondando en el nivel de bono basura.

Por su parte, Moody's ha rebajado la calificación crediticia de OHL tres veces en apenas ocho meses, situación que la compañía calificó de "desmedida" y "sin precedentes".

El comprador de los hoteles mexicanos, RHL Properties, es una firma relativamente reciente, fundada en 2013 en Ciudad de México y especializada en el negocio hotelero del segmento alto.

Hasta ahora, su cartera de activos era bastante reducida, con un Hotel Four Seasons en operación en la ciudad de México y un complejo hotelero en desarrollo en la Rivera Nayarit, según la información que figura en su página web, portfolio al que ahora se sumarán los activos adquiridos a OHL.

estrategias@eleconomista.mx