La irrupción en Bolsa de una promotora inmobiliaria por primera vez en 10 años ha abierto el apetito comprador de las grandes gestoras mundiales. Neinor, que debutó en el parqué el pasado 29 de marzo a un precio de 16.46 euros por acción, ya tiene como segundo mayor accionista a Morgan Stanley, dueño de un 6.045% del capital.

El primero es Lone Star, que cedió el 60% en la salida a Bolsa de la compañía en una operación en la que el 90% de las acciones fueron colocadas a inversionistas conocidos como anchors (ancla) y long only (de largo plazo).

En una nota de la empresa previa al debut en Bolsa, Neinor señalaba que "la composición final del libro es de máxima calidad". Una afirmación que queda corroborada por la cantidad y la calidad de los inversionistas que se han incorporado al capital.

Por detrás de Morgan Stanley, Fidelity (propietario de destacadas participaciones en otras cotizadas españolas como Amadeus, Cellnex,Ferrovial, Gamesa y Grifols) tiene un 5.569% de las acciones a través de su fondo FMR y un 4.445% de forma directa. Lansdowne Partners (que también es uno de los grandes accionistas de la aerolínea IAG con el 6.97% del capital) posee un 2.817% y Arrowgrass Master Fund un 1.513% del capital.

La firma Gruss Capital posee un 3.449% según figura en los registros de la CNMV a los que hay que sumar otro 2.94% que controla a través de Gruss Global Investors. Esta gestora de fondos americana también acompañó a otras dos empresas inmobiliarias españolas que protagonizaron recientes salidas a Bolsa: las Socimis Merlin y Axiare.

La gestora de Santander también habría tomado una participación en la compañía cercana al 3%, como adelantó EXPANSIÓN el pasado 31 de marzo, aunque aún no figura en los registros de la CNMV.

Se trata de un grupo de inversionistas de primer nivel que demuestra el interés que ha despertado la colocación en Bolsa de una inmobiliaria en un entorno de crecimiento económico y de recuperación de los precios en el negocio del ladrillo. De hecho, la oferta de acciones estaba cubierta desde el primer momento. La demanda de acciones de Neinor superó por 4.3 veces el importe máximo de la oferta, que era de 780 millones de euros.

En el parqué, Neinor alcanzó este martes los 17 euros por acción, el nivel más alto desde que debutó en el parqué, donde acumula tres subidas consecutivas. La rentabilidad para los inversionistas que compraron en la oferta pública es del 3.2 por ciento.

Neinor Homes salió a Bolsa con una valoración de 1,300 millones de euros y una cartera de suelo valorada en 1,120 millones de euros. Esta promotora (que tiene su origen en la inmobiliaria de Kutxabank) planea convertirse en el mayor propietario de suelo residencial en España. Para ello, en los últimos 3 meses, la promotora liderada por Juan Velayos ha cerrado compras por valor de 51.5 millones de euros, que permitirán construir más de 700 viviendas.

estrategias@eleconomista.mx