La decisión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos de haber incrementado su tasa de referencia generó menores movimientos volátiles en los mercados de divisas internacionales, observándose una recuperación generalizada en las monedas mundiales.

En ese sentido, el tipo de cambio peso-dólar hacia el final de las negociaciones de este miércoles logró una recuperación de 0.3% frente al dólar estadounidense, para ubicarse en los 17.0880 pesos en operaciones interbancarias, mientras las negociaciones al menudeo (ventanilla bancos) cerraron en 17.30 pesos por billete verde.

Sin embargo, la moneda con mayor apreciación ante el aumenta de la tasa de referencia de la Fed resultó el rand de Sudáfrica, con un avance de 1.4%, seguida por la divisa de Europa, con una ganancia de 0.2%, mientras el peso colombiano se apreció 0.15% y el real brasileño se recuperó 0.1 por ciento.

La Fed estadounidense anticipó que los siguientes ajustes graduales a la política monetaria permitirán una expansión moderada de la actividad económica, congruente con el fortalecimiento del mercado laboral del país vecino del norte.

La mayoría de los analistas coincidieron en que el peso mexicano podría regresar a las cotizaciones por debajo de los 17.0 pesos, si el Banco de México (Banxico) toma la decisión de subir su tasa de referencia; se espera que la incremente en 0.25 puntos para situarla en 3.25 por ciento. Es importante destacar que los precios del petróleo continuarán influyendo en el mercado cambiario, pero sobre todo en las divisas de países emergentes, como es el caso de México, Brasil, Colombia, entre otros. El analista económico-financiero de CIBanco, James Salazar Salinas, comentó que hay amplias expectativas de que el tipo de cambio peso-dólar regrese hacia la zona de 16.90 pesos, aunque, de subir la tasa, Banxico podría apreciarse aún más.

El experto explicó que de acuerdo con los fundamentales que tiene la economía mexicana, es probable que en las siguientes semanas se observaría una mayor apreciación de la moneda mexicana, con la perspectiva de presentar cotizaciones por debajo de los 16.50 pesos. Mencionó que en relación con la inversión extranjera de cartera, el mercado mexicano seguirá siendo atractivo para los capitales foráneos, por lo que no se espera una salida masiva de flujos monetarios, sino al contrario, podrían seguir llegando de manera moderada por la estabilidad de la economía y las atractivas tasas que aún ofrece el mercado local.La analista económico del banco BX+, Dolores Ramón, anticipó que se espera mayores alzas en las tasas de la Fed para el próximo año, aunque estos incrementos van a depender mucho de cómo vaya evolucionando la economía estadounidense.

La especialista pronosticó que el peso podría presentar una apreciación en las operaciones de este jueves, bajo el supuesto de que el banco central elevará su tasa de rendimiento, aunque esto dependerá también de que no siga bajando el precio del petróleo.