Las acciones en Estados Unidos cerraron en baja el miércoles, luego de revertir su curso durante la tarde por señales de que la Reserva Federal podría cambiar su política de inversión en bonos este año, lo que acabó con una subida alentada por un sólido reporte de empleo privado.

Además, la preocupación de los inversores por la capacidad del gobierno de Donald Trump de cumplir con los recortes de impuestos prometidos durante la campaña se intensificó ante comentarios de legisladores sobre las profundas divisiones en Washington.

La mayoría de las autoridades de la Fed cree que el banco central debería tomar medidas para comenzar a reducir su balance de 4.5 billones de dólares este año, siempre que los datos económicos se mantengan firmes, de acuerdo con las minutas del organismo.

Las minutas también mostraron que algunos participantes veían los precios de las acciones muy elevados con respecto a las medidas de valuación estándar .

Pensábamos que íbamos a tener una buena sesión gracias (...) al optimismo sobre el crecimiento del empleo y luego llegaron los comentarios de la Fed, que considera reducir sus activos , explicó Nicholas Colas de Convergex. Eso llevó a los inversores a dar un paso al costado .

El Promedio Industrial Dow Jones Industrial cayó 41.09 puntos, o 0.2%, a 20,648.15 unidades, mientras que el índice amplio S&P 500 perdió 7.21 puntos, o 0.31%, a 2,352.95 unidades. El Nasdaq retrocedió 34.13 puntos, o 0.58%, a 5,864.48 unidades.

Nueve de los 11 principales sectores del S&P bajaron, con el financiero liderando la liquidación. Servicios básicos e Inmobiliario, los denominados sectores defensivos, fueron los únicos que presentaron alzas.

Más temprano en la sesión, el S&P 500 llegó a subir 0.8% y el Nasdaq registró un récord después de que datos de empleo del sector privado superaron las expectativas.

Los activos de la Fed son muy elevados, 4.5 billones de dólares , señaló Colas, estimando que tal decisión será muy importante, en momentos en que el banco central emprendió la recuperación de las tasas de interés.

Los apuros de la Fed

Las autoridades de la Reserva Federal (Fed) pasaron apuros el mes pasado para abordar dos grandes incertidumbres de la economía estadounidense: si sería seguro permitir que la inflación aumente más rápidamente durante un tiempo y cómo evaluar el impacto de los ambiciosos planes de estímulo del presidente Donald Trump.

Las minutas de las conversaciones de marzo, difundidas el miércoles, revelan un apoyo casi unánime al aumento de un cuarto de punto de la tasa de interés de referencia, el segundo en tres meses. Pero hubo menos acuerdos en lo que respecta a la inflación y a los planes económicos de Trump.

La Fed decidió seguir enviando señales de que los futuros aumentos de las tasas serán graduales, al tiempo que se mantiene preparada para responder rápidamente a los cambios en las perspectivas económicas. Muchos analistas creen que el banco central mantendrá las tasas en sus niveles actuales en su junta de mayo.

Las minutas mostraron, además, que el personal de la Fed le informó a sus autoridades sobre los estados financieros de 4.5 billones de dólares del banco, cifra que se cuadruplicó durante la crisis financiera y en los años subsecuentes luego que la institución realizó una serie de compras de bonos como forma de rebajar las tasas de interés a largo plazo y estimular la economía.

En las minutas, las autoridades de la Fed acordaron que, si la economía continúa comportándose como se espera, muy probablemente sería apropiado más adelante en el año un cambio en la política de reinversiones de la comisión .

De acuerdo con las actas, varios funcionarios creen que los planes de estímulo de Trump probablemente no comenzarán sino hasta el año próximo. De acuerdo con las incertidumbres sustanciales respecto de las características generales del programa que surgirá del Congreso, la mitad de los funcionarios no habían incluido ninguna suposición en sus pronósticos económicos en torno a los esfuerzos de Trump.

[email protected]