La mezcla mexicana de exportación no ha tocado fondo y este miércoles cayó 0.48%, comparado con las cotizaciones del martes, para ubicar el precio del barril en 49.22 dólares y volverse a situar en su peor nivel desde mayo del 2009.

El petróleo mexicano acumula seis jornadas de pérdidas consecutivas y suma un retroceso cercano a 50% en todo el 2014.

Mientras la mezcla mexicano cayó los precios del petróleo, como WTI y Brent, subieron hasta 6% antes de cerrar lejos de sus máximos, frenando abruptamente semanas de pérdidas.

El avance se produjo tras conocerse un fuerte incremento de los inventarios en Estados Unidos que presionó a los precios. Dado que los precios no lograron romper el piso técnico se desencadenó una ola de compras.

El barril de light sweet crude (WTI) para entrega en enero ganó dos centavos en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), cotizado a 55.93 dólares.

El Brent para entrega en febrero cerró con un alza de 1.17 dólares, o 2.00%, a 61.18 dólares por barril. El contrato subió hasta 3.39 dólares, o 5.60%, durante la sesión.

Con información de Reuters

mac