El crudo mexicano de exportación registró este jueves un alza de 45 centavos respecto a la cotización previa, para ofertarse en 57.35 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

A nivel global, el petróleo cerró la sesión con ganancias, debido a que los participantes del mercado enfocaron su atención en el reporte de la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés), publicado durante la sesión anterior, de acuerdo con Banco Base.

En este reporte, la EIA publicó que los inventarios de crudo estadounidense se redujeron en 10.84 millones de barriles durante la semana previa, mientras que la producción de crudo estadounidense se redujo en 700 mil barriles diarios a 11.3 millones de barriles diarios, alejándose de su máximo histórico de 12.3 millones de barriles diarios.

Se espera que la reducción en la producción de Estados Unidos sea momentánea, pues al inicio de la semana previa, las plataformas petroleras en Luisiana permanecieron cerradas, ante la llegada de la tormenta tropical Barry a sus costas.

A decir de Banco Base, las presiones al alza también se dieron ante el nerviosismo por las tensiones políticas en Medio Oriente y la expectativa de que las exportaciones en esta región puedan reducirse. Lo anterior redujo al menos de manera momentánea la preocupación por la disminución de la demanda de petróleo, causada por la desaceleración del crecimiento económico.

En la sesión también se publicaron positivos indicadores económicos de Estados Unidos que redujeron la expectativa de una menor demanda por hidrocarburos, tales como pedidos de bienes de junio y las solicitudes iniciales de apoyo por desempleo de la semana previa.

El Brent sumó 21 centavos, o un 0.33%, a 63.82 dólares el barril tras su descenso de 1% del miércoles. El West Texas Intermediate (WTI) subió 14 centavos, o un 0.25%, a 56.02 dólares por barril tras marcar un máximo de 56,99 dólares.