El petróleo mexicano de exportación se cotizó en 56.12 dólares por barril, es decir, una pérdida de 2.79 dólares respecto a la jornada previa, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

El precio de las principales mezclas de petróleo finalizó la jornada con amplias pérdidas, causadas por la reducción en las tensiones entre Estados Unidos e Irán, lo que moderó la especulación de una posible caída del suministro del petróleo en el Oriente Medio.

Esto ocurrió tras los comentarios del ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, y del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quienes mostraron una retórica moderada.

El canciller iraní señaló que su país concluyó sus medidas de autodefensa, al amparo del artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, y Trump mencionó que Irán "parece estarse retirando" de acciones que puedan aumentar la hostilidad.

Otro factor que influyó en la baja de los precios del petróleo fue la publicación del reporte semanal de la Administración de Información Energética (EIA) de Estados Unidos, el cual fue considerado como bajista por el mercado.

La perspectiva sobre el reporte se dio debido a que, durante la semana que finalizó el 3 de enero, los inventarios de crudo de Estados Unidos mostraron un sorpresivo incremento de 1.16 millones de barriles, mientras que los inventarios de gasolina aumentaron en 9.14 millones de barriles.

Lo anterior incrementa el nerviosismo en torno a la oferta global del hidrocarburo, la cual sigue siendo muy amplia.

El Brent perdió un 4.15% a 65.44 dólares el barril, luego de haber trepado a 71.75 dólares, su nivel más alto desde mediados de septiembre de 2019.

El West Texas Intermediate (WTI), en tanto, perdió 4.93%, a 59.61 dólares por barril tras escalar más temprano hasta 65.85 dólares, máximo desde fines de abril del año pasado.

 

kg