A cuatro meses de las elecciones, México colocó en los mercados internacionales de capitales un nuevo bono global por un monto total de 2,000 millones de dólares con vencimiento en el 2044.

La Secretaría de Hacienda destacó que el bono tuvo una demanda de 3.4 veces el monto emitido y participaron más de 280 inversionistas institucionales de Estados Unidos, Asia, Europa, Sudamérica y nacionales.

La operación se realizó en condiciones favorables, tomando en cuenta el entorno externo de incertidumbre y la dificultad de otros países para acceder al financiamiento.

Hacienda enfatizó que la tasa de interés de esta colocación es la más baja en la historia que haya obtenido el gobierno para un instrumento con estas características.

El bono en dólares pagará un cupón de 4.75%, el más bajo para una colocación de igual plazo en América Latina. A su vencimiento, los inversionistas recibirán un rendimiento de 4.84 por ciento.

En la colocación que se realizó en agosto del año pasado se ofreció un rendimiento al final del plazo de 5.95%, mientras que en el 2001 para un bono similar el rendimiento ofrecido al vencimiento será de 9.02 por ciento.

HAY APETITO

Analistas indicaron que la abundante liquidez en los mercados internacionales ha despertado el apetito de los inversionistas por deuda de países emergentes.

Ello como respuesta a las medidas tomadas como el caso del Banco Central Europeo. Aunque advirtieron que el ánimo de los inversionistas sigue siendo de cautela, a pesar de los avances en Europa y de las declaraciones de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional respecto de que ha disminuido la posibilidad de una fuerte desaceleración de la economía global.

Lo anterior ha sido aprovechado por el gobierno para encontrar el momento adecuado para salir a los mercados y enfatizar las fortalezas de la economía mexicana, ya que recientemente México fungió como anfitrión en la primera Reunión de Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del G-20 que se realizó a finales de febrero en la ciudad de México, a la que asistieron también directivos de las firmas de análisis y bancos de inversión más importantes.

[email protected]