La Bolsa de Comercio de Buenos Aires y el peso argentino operan con grandes pérdidas este lunes, tras un triunfo abrumador del candidato opositor Alberto Fernández sobre el presidente Mauricio Macri en las elecciones primarias del domingo. En la lucha electoral, la noticia de las primarias dio un golpe a los mercados del país.

En Wall Street, la noticia impactó las acciones de Mercado Libre, que cotizan en Nasdaq. Al momento pierde -9.22% por título y cotizan en un precio de 626.49 dólares. Con un cierre previo de 690.1 dólares por papel y 49 millones 709,956 acciones en circulación, la empresa cede 3,162 millones 50,301 dólares en valor por capitalización.

El índice S&P Merval de la bolsa agentina registra al momento una caída de -30% , mientras que su moneda retrocede 19.35% a 54 pesos por dólar.  En su peor momento de la jornada llegó a tocar un mínimo de 65 pesos por billete verde. En la bolsa de Nueva York, los bonos argentinos mostraron caídas de alrededor de 20 por ciento.

El banco central argentino subió su tasa de referencia 10 puntos porcentuales a 74 por ciento. La reacción tuvo el objetivo de evitar una escalada del dólar. El riesgo país 11EMJ de la banca JP Morgan subió 33 unidades a 905 puntos base.

Macri es considerado un candidato neoliberal y el favorito de los mercados en su país. La victoria de Fernández fue sorpresiva y despertó el temor entre los inversionistas que temen el regreso de fuertes controles del Estado sobre la economía, como los impulsó la candidata a la vicepresidencia, la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner.

JP Morgan advirtió que los resultados ponen en entredicho la continuidad de la política de austeridad de Macri y sugieren que la oposición obtendrá una mayoría en el Congreso en octubre. Con 98.7% de las mesas revisadas, el Frente de Todos de Fernández consiguió 47.7% de los votos, contra 32.1% de Macri.

Macri implementa un severo ajuste fiscal en el marco de reformas económicas acordadas el año pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). A cambio el país recibió un préstamo récord de más de 56,000 millones de dólares para enfrentar las caídas cambiarias de abril de 2018 que dispararon la inflación y derivaron en su actual crisis económica.

A finales de Julio, Fernández aseguró que de ganar las elecciones, Argentina no pagará parte de los interesés de su deuda, mientras que su moneda cambiará del sistema de flotación libre a un tipo de cambio fijo. 

[email protected]

Con información de AFP