Los precios del maíz en la bolsa de Chicago subieron a un máximo de seis meses, debido a que datos de exportaciones semanales de Estados Unidos fueron superiores a lo esperado, subrayando una renovada demanda por el grano, dijeron operadores.

Los futuros de la soya avanzaron más de 1% debido a una continua demanda por exportaciones que ha reducido los inventarios de Estados Unidos, antes de un reporte mensual del gobierno sobre la cosecha que se divulgará el lunes.

El precio del trigo subió debido a coberturas en corto y cotizó justo por debajo de niveles máximos de varios meses.

En la Bolsa de Chicago, el maíz para entrega en marzo subió 9 centavos a 4.84 dólares por bushel, luego de alcanzar su mayor precio al contado desde mediados de septiembre en 4.86 dólares por bushel.

La soya para entrega en mayo subió 16.25 centavos y cerró en 14.36 dólares por bushel; mientras que el trigo para entrega en mayo ganó 4 centavos y terminó la sesión en 6.46 dólares por bushel.

El maíz reportó su mayor avance porcentual de los tres después de que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos reportó ventas de la vieja cosecha por más de 1.5 millones de toneladas en la última semana, muy por encima de las estimaciones de operadores.

El trigo y el maíz obtuvieron respaldo de las preocupaciones por la inestabilidad política y la violencia en Ucrania, un exportador de ambos granos. Los disturbios han llevado a algunos operadores en el país a abstenerse de acordar nuevos contratos, mientras que los precios de las exportaciones rusas de maíz han estado subiendo por dos semanas.

La soya subió debido a preocupaciones sobre las continuas exportaciones de la oleaginosa puedan agotar los inventarios de Estados Unidos.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos estimó el jueves las exportaciones de la vieja cosecha de soja la semana pasada en 772,700 toneladas.