La empresa estadounidense de taxis Lyft elevó este miércoles el precio de su salida a Bolsa hasta un rango entre 70 y 72 dólares por acción, por encima del máximo de 68 dólares propuesto inicialmente.

La nueva cifra implica una recaudación de hasta 2,220 millones de dólares para la tecnológica fundada y controlada por Logan Green y John Zimmer, y será la mayor Oferta Pública inicial (OPI) de acciones del sector tecnológico desde la de Snap hace dos años.

Lyft comenzará a cotizar mañana en el NASDAQ con una capitalización bursátil de más de 21,000 millones de dólares y con altas expectativas. El incremento del rango de precios destacó el apetito de los inversionistas por este tipo de compañías, pese a que Lyft perdió más de 900 millones de dólares el año pasado.

Lyft es el principal rival en Estados Unidos de Uber, que también está planeando su salida a Bolsa este año. Dicha evolución servirá para tomar el pulso a una industria que, pese al interés que despierta, se ha comportado de manera desigual en Bolsa.

Snap, por ejemplo, comenzó a cotizar hace dos años a un precio de 17 dólares y sus acciones se intercambian hoy por apenas 10 dólares. Las cerca de 35 millones de acciones que salen al mercado son todas de clase A, es decir, tiene todas los mismos derechos de voto.

Las de clase B permanecerán en manos de Green y Zimmer, que controlarán conjuntamente casi 49% de la compañía, según la información remitida por Lyft a la Comisión de Bolsa y Valores, el regulador de los mercados de Estados Unidos.

En el caso de Uber, la empresa se hará pública el mes próximo también en Nueva York.

Lyft le ha quitando participación de mercado a Uber en EU. Según la primera, a finales del 2018 ya atendía  39% del mercado. (Con información de Expansión/España y CNBC)