Los Reyes Magos trajeron un respiro a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la cual cerró este martes con una marginal ganancia de 0.56%, donde su principal indicador, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), cerró en 41,329.41 puntos.

A pesar del regalo , esta alza no revirtió las pérdidas acumuladas en las dos primeras sesiones del año, de 4.21 por ciento.

Durante la tercera jornada del año, el mercado accionario nacional concluyó con una ganancia de 230.04 puntos, para terminar con un alza de 0.56%; a pesar de que los principales mercados internacionales cayeron.

En la Bolsa de Nueva York, sus principales indicadores tuvieron bajas. El Promedio Industrial Dow Jones concluyó con una caída de 0.74%, quedando en los 17,371.64 puntos; mientras que el tecnológico Nasdaq perdió 1.29%, terminando en 4,592.74 puntos y el S&P 500 concluyó a la baja, con 0.89%, quedando en 2,002.61 puntos.

Suerte de un día

Analistas bursátiles coincidieron en que este repunte de la jornada del martes en la BMV tuvo que ver más con un rebote técnico que con una señal de mejoras en el mercado accionario.

Incluso, dijeron que la tendencia a la baja continuará por las siguientes semanas.

Fernando Bolaños, analista bursátil de Grupo Financiero Monex, explicó que no hubo una noticia en particular que influyera para el repunte de la BMV.

En entrevista, comentó que habrá que esperar a ver cómo se comportarán los mercados accionarios este miércoles, ya que de seguir las bajas, se podría ver una misma tendencia en el mercado mexicano .

Detalló que noticias como la caída en los precios internacionales del petróleo sí afectan directamente al país y se ve reflejado en la caída en la BMV.

Los mercados también han sido contaminados por los temas internacionales como la situación política en Grecia.

Bolaños dejó en claro que no hubo una noticia en particular que diferenciara a México de los demás mercados y que la ganancia fue un simple rebote técnico del mercado como consecuencia de las dos caídas previas.

Sesiones a la baja

Las dos primeras sesiones bursátiles fueron negativas para la BMV, la primera con 2.39% y la del lunes con 2.41%, siendo ésta la caída más pronunciada para una primera semana del año.

Carlos Ugalde, subdirector de Análisis de Signum Research, comentó que a pesar del incremento de 0.56% de la BMV, el retroceso en los últimos cinco días ha sido mayor que los índices accionarios de Estados Unidos.

Precisó que las bajas en las bolsas de México y Brasil han sido mayores que en Nueva York.

Dijo que el incremento de en el mercado accionario nacional es una señal de que el mercado ya viene castigado de sesiones atrás.

Lo que vemos es un castigo ya en exceso, que ya llegó a un momento que por cuestiones técnicas, donde del lado de la venta ya no hay tal y empieza a ver una compra y empiezan a subir los precios y son pequeños rebotes que se empiezan a dar , aseveró.

Dejó en claro que esta ganancia no es el punto de inflexión para comenzar a ver tendencias a la alza.

Por su parte, Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, dijo que la recuperación observada fue moderada en un mercado financiero que ha favorecido a los instrumentos del mercado de dinero, en contraste con el mercado de capitales, ante un cambio de posiciones de riesgo hacia activos seguros.

En Europa, aunque se recuperaron las bolsas de Valores, éstas cayeron aunque en menor medida.

El Dax de Alemania cayó 0.04%; el Ibex 35 de España cayó 1.22%; mientras que el MIB italiano, que este lunes perdió casi 5%, el martes cayó 0.25%, el FTSE de la Bolsa de Londres perdió 0.79%, y el Cac 40 de Francia cayó 0.68 por ciento.

Se aprecia el peso

El tipo de cambio peso-dólar finalizó en un precio de 14.8435, lo que implicó una apreciación de 0.71%, equivalente a 10.55 centavos, luego de que la divisa avanzara hasta su nivel más alto desde marzo de 2009 de 14.9930 pesos por dólar en las primeras negociaciones de la jornada.

La corrección a la baja de la paridad peso-dólar estuvo limitada por una nueva caída en las cotizaciones internacionales de crudo, con los inversionistas a la espera de que los inventarios en Estados Unidos, muestren un incremento en los datos correspondientes a la semana pasada y que serán publicados el día de mañana.

(Con información de Ricardo Jiménez y agencias)

BMV

[email protected]