La búsqueda de seguridad por parte de los inversionistas ante el desplome de los mercados ha hecho caer la rentabilidad del bono alemán a diez años hasta el 0.17%. El interés exigido al bono español, por su parte, sube hasta el 1.79%, con lo que la prima de riesgo se sitúa sobre los 163 puntos.

El riesgo país español cerró ayer a la baja, en 148 puntos, igual que el del resto de países periféricos, tranquilizados por las palabras de la presidenta de la Reserva Federal (Fed) de EU, Janet Yellen, que no habló de la posibilidad de que se produzca una nueva recesión global.

Sin embargo, sí reconoció que las condiciones financieras del país "son menos favorables" para el crecimiento, entre otras cosas debido a la volatilidad introducida por las dudas sobre la economía china.

Eso no impedirá que la Fed suba los tipos de interés de forma gradual, aunque puede que lo retrase un poco.

En la agenda de hoy, los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro tratan los avances en las negociaciones entre los acreedores y Grecia, la situación económica de la zona del euro y medidas para aumentar la transparencia del Eurogrupo.

La prima de riesgo de Grecia, por su parte, se acerca ya a los 1,117 puntos, tras cerrar ayer en 1.069. La italiana se eleva hasta los 155 puntos, desde los 145.

[email protected]