La Bolsa de Londres (LSE por su sigla en inglés) se encuentra explorando cómo atraer a las compañías “de cheque en blanco” a Gran Bretaña, luego del auge de la actividad en Estados Unidos, informó el martes el Financial Times.

En lo que va del 2020, se han levantado más de 48,000 millones de dólares por parte de  127 empresas de adquisiciones con fines especiales (SPAC)en Estados Unidos, en comparación con menos de 14,000 millones de dólares de 59 SPAC en todo 2019, según datos del sitio web SPACInsider.

Un SPAC se crea con el propósito de comprar una empresa ya operativa, utilizando los ingresos de una OPI. Los objetivos de estas inversiones a menudo no se revelan antes de la cotización pública, lo que significa que los inversionistas  generalmente no saben en qué están comprando.

Con poca  actividad de OPI, la  LSE  está en conversaciones iniciales sobre cómo fomentar la actividad de SPAC en el Reino Unido.

“Los bancos ven una enorme cantidad de actividad en Estados Unidos y piensan ‘¿podría replicarse aquí?’ Están interesados en él “, dijo al FT una fuente confidencial con conocimiento del asunto.

El FT dijo que invertir en SPAC es más difícil que en Estados Unidos, pues en el segundo, los accionistas pueden votar si aprueban la empresa objetivo del patrocinador e incluso pueden recuperar su dinero independientemente de si la empresa objetivo está aprobada o no.

Sin embargo, esto no ocurre en Reino Unido, donde es más  difícil para los inversionistas  votar o recuperar su dinero.

termometro.economico@eleconomista.com.mx