Las acciones de las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tienen poco margen para seguir generando un atractivo retorno en lo que resta del año, por lo que analistas estiman que su principal índice, el S&P/BMV IPC terminará en niveles de las 53,000 unidades, lo que supondría apenas un avance de 0.38% respecto al nivel actual.

El viernes, el índice finalizó en 52,798.38 puntos, muy cerca del pronóstico de analistas bursátiles que participaron en la reciente Encuesta Sentimiento del Mercado, que realizó la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB).

Durante este año, el S&P/BMV IPC acumula una ganancia de 19.81%, muy por arriba del cierre que registró el año pasado, cuando concluyó con un avance de 1.20%, tras las fuertes caídas que registró a causa de una fuerte volatilidad e incertidumbre debido a la pandemia.

Incluso, el avance que mantiene hasta este momento se ubica también muy por encima a su cierre del 2019, un año sin pandemia, cuando el índice finalizó con una ganancia de 4.56 por ciento.

Aunque también fueron meses en los que el mercado fue afectado por la incertidumbre y volatilidad por eventos externos como los conflictos comerciales entre Estados Unidos y China.

El IPC, por primera vez en su historia, alcanzó un récord que lo llevó a posicionarse en los 53,400.94 puntos en este año, aunque se ha alejado un poco de este nivel.

Para analistas de Banco Base, “el desempeño del índice dependerá, en parte, de los resultados trimestrales que empezarán a reportar la siguiente semana las empresas de la Bolsa Mexicana de Valores”.

Ello podría aliviar temporalmente los temores ante las fuertes presiones inflacionarias en el mundo.

Según analistas de Intercam Casa de Bolsa, se anticipa que las emisoras mexicanas presenten resultados positivos correspondientes al tercer trimestre, debido a la baja base de comparación, destacando los informes de las aerolíneas, aeropuertos, restaurantes y las tiendas departamentales; mientras que otros sectores (conglomerados industriales, minería, financieras, alimentos y bebidas) tendrían resultados mixtos, principalmente por presiones ante mayores costos de materias primas.

En la Encuesta Sentimiento del Mercado de la AMIB también se les preguntó a los analistas bursátiles si en estos momentos ¿estarían dispuestos a incrementar su exposición al mercado accionario? Un 53.8% mantiene una postura neutral, mientras que un 15.4% sí lo haría y el restante 30.8% respondió que no.

judith.santiago@eleconomista.mx