Kimberly-Clark México (KCM), fabricante de productos de consumo y para el cuidado e higiene personal, cumplió 55 años de listada en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Datos registrados en Economática indican que su acción comenzó a cotizar a partir de 1991 en 0.471 centavos.

Al jueves 25 de agosto del 2016, el valor de la acción cerró en 45.90 pesos; esto significa un crecimiento en 25 años de 9,745.2 por ciento.

En 1953 inicia operaciones la planta ubicada en el pueblo de San Bartolo, municipio de Naucalpan de Juárez, en el Estado de México.

Para 1955 Kimberly-Clark Corporation adquirió 90% de las acciones de La Aurora y para 1959 la empresa se convierte jurídicamente en Kimberly-Clark de México.

En 1962, 40% de las acciones se vendieron al público inversionista y en 1973 se vendió 17% adicional, asegurándose de que cuando menos 51% de las acciones quedara en poder de inversionistas mexicanos.

Los siguientes años la empresa siguió renovando y diversificando los productos de los que primeramente manejaba.

En marzo de 1996, KCM adquirió la mayoría de las acciones de Crisoba en poder de Scott Paper Company y accionistas mexicanos.

En el mercado de deuda

En el 2014, la empresa emitió deuda por un monto de 250 millones de dólares. Estos instrumentos se pagaron con una tasa fija de 3.8 por ciento.

Posteriormente en 2015 la firma realizó otra emisión de deuda senior con vencimiento para el 2025.

Dicho instrumento le sirvió principalmente para recabar los recursos necesarios para financiar inversiones que ya se tenían previstas.

La expansión en el negocio diversificado de la empresa se fue fortaleciendo al adquirir el negocio de accesorios para alimentación de Evenflo a nivel mundial en el 2012, además, en el presente año adquirió la marca de jabones Escudo.

[email protected]