Con su salto al parqué, José Cuervo aspira a captar 17,539 millones de pesos. Registrada como Becle, ha fijado un rango de precios de entre 30 y 34 pesos por acción de la compañía, hasta un importe de 15,252 millones de pesos, ampliables hasta 17,539 millones incluyendo las opciones de sobreasignación.

Santander, entre los colocadores

La venta de acciones será coordinada por Morgan Stanley y JP Morgan, mientras que Santander y Grupo Bursátil Mexicano (GBM) actuarán como intermediarios colocadores. La operación supondrá un coste de 431 millones de pesos, considerando las opciones de sobreasignación.

Las ventas de José Cuervo, dueño también de marcas como Bushmills o Kraken, alcanzaron en los nueve primeros meses de 2016 un total de 17,016 millones de pesos, un 25% más que un año antes, mientras que el beneficio neto cayó un 27% en este periodo, hasta 3,980 millones de pesos.

El 'efecto Trump'

En el folleto, el fabricante de tequila advierte de que cualquier renegociación de los tratados comerciales u otros cambios en la política exterior de la nueva Administración de Estados Unidos podrían afectar "adversamente" al rendimiento de la compañía, puesto que el mercado estadounidense representó el 71% de las ventas netas de José Cuervo en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal 2016.

"El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha declarado que su Administración intentará renegociar o retirarse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte", reitera José Cuervo, que estima que acciones o represalias por parte del Gobierno mexicano o estadounidense podrían "afectar de manera importante" al rendimiento de la compañía.

Respecto a la inflación, José Cuervo no puede asegurar que no incrementará el precio de venta de sus productos para compensar el impacto negativo del repunte de los precios en el país. Además, cree que la inflación, junto a las medidas gubernamentales para controlarla, podría afectar negativamente a su nivel de inversiones.

estrategia[email protected]