Las acciones de Johnson & Johnson caía 1.10% en la Bolsa de Nueva York, poco antes del cierre de mercado, luego de que el gobierno de Estados Unidos recomendó “pausar” la administración de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la empresa para investigar los reportes de trombos potencialmente peligrosos.

En un comunicado conjunto, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) dijeron que estaban investigando los trombos detectados en seis mujeres en los días posteriores a la vacunación, combinados con un reducido conteo de plaquetas.

En Estados Unidos se han aplicado más de 6.8 millones de dosis de la vacuna contra Covid-19 de J&J que es de una sola aplicación.

La noticia apoyó sin embargo, a las acciones de otras farmacéuticas estadounidenses como Moderna, que subía 7.42% en el NASDAQ, o las de Novavak que ganan 10%, a una hora de que cierre el mercado bursátil estadounidense.

Los títulos de Pfizer en cambio, apenas tienen un aumento de 0.57% en la Bolsa de Nueva York.

Durante gran parte de la jornada las acciones de Johnson & Johnson llegaban a caer más de 2%, sin embargo, la caída se moderó. 

kg