La inversión privada en infraestructura carcelaria es rentable y ha dado utilidades a la banca privada, por lo que está despertando interés de más instituciones financieras para participar ahora que se anunció un fondo por 12,000 millones de pesos para mejorar los centros de Readaptación Social o Ceresos.

Además, se tiene otra ventana de oportunidad con la Ley de Asociaciones Público-Privadas (APPs), que vendrá a dar un mayor impulso a ese tipo de inversión ante la importancia que reviste en nuestro país los problemas de inseguridad pública, según comentaron representantes de Interacciones y Grupo Financiero Invex.

El director de Banca de Gobierno de Interacciones, Jorge Gómez, dijo que desde el 1993 han trabajado en el desarrollo de infraestructura en los Ceresos que incluye también carreteras y obras para agua potable.

Son proyectos a largo plazo que en el transcurso del tiempo tienen un impacto social y comercial muy importante , indicó al explicar por qué conviene participar en dichos proyectos.

Además de que son rentables, porque a Interacciones le ha permitido crecer y generar utilidades, expresó.

EL BANCO DE LOS MUNICIPIOS

En el marco del cuarto Foro Nacional de Infraestructura organizado por el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), comentó que Interacciones se ha destacado como el banco privado especializado en estados y municipios.

De ahí que con la nueva normatividad para financiarlos decidieron incrementar de 30 a 110 municipios como clientes. Mencionó que uno de cada dos municipios no tiene acceso a financiamiento. Son pequeños y pobres, con baja capacidad de pago, que pueden atenderse.

José Silos, director de Invex Infraestructura, dijo que suena interesante el programa del gobierno para invertir en áreas que tienen que ver con el combate a la inseguridad pública.

El tema crítico es cómo estructurar las transacciones para ver el plazo, moneda, tasa de interés, compra de derivados, líneas de crédito contingente y fondos perdidos, así como seguros, fianzas y cartas de créditos entre otros aspectos.

Actualmente Invex Infraestructura es socio de 30%en un proyecto carretero y de 40% del Centro Administrativo Tlajomulco, en el estado de Jalisco, el edificio municipal de mayor tecnología en donde trabajan 630 funcionarios del ayuntamiento con capacidad para recibir a 2,000 visitantes externos y cuenta con un gimnasio.

PODRÁN MULTIPLICAR FONDOS CON EL LLAMADO CUPÓN CERO

Tramitología, limitante de infraestructura carcelaria

La actual administración es la que ha invertido más en infraestructura carcelaria, por 35,000 millones de pesos, debido a la gravedad de los problemas de inseguridad pública; no obstante, uno de los problemas es que los recursos públicos no fluyen rápido por la tramitología.

Empresarios que han participado en la construcción de centros penitenciarios aseguraron que antes el gobierno invertía poco. El problema ahora es que tarda mucho en liberar los recursos.

El presidente de Infratec, Juan Kaye, empresa que ha construido 10 cárceles en el país, indicó la importancia de los recursos al mencionar que hay que tomar en cuenta que cuesta medio millón de pesos por interno la infraestructura en un centro de seguridad media en la que está permitida la participación de la Iniciativa Privada.

Destacó que el nivel de crisis que se ha visto en las cárceles (Apodaca, Nuevo León y Honduras) han hecho que los gobiernos subsanen el rezago en esta materia.

En el marco del Foro Nacional de Infraestructura organizado por el IMEF, el director de la empresa de Planeación, Sistemas y Control, Arturo Jiménez, aseguró que la tramitología es compleja, engorrosa y con tiempos de gestión holgados. Hay proyectos como los de infraestructura pública que tardan en su preparación de seis a nueve meses y su arranque puede extenderse por periodos de uno y dos años.

El subdirector de Financiamiento a Entidades Federativas y Municipios de Banobras, Armando Jarque, informó que ya están listas las reglas de operación para que los estados y municipios aprovechen el fondo de infraestructura y seguridad pública por 4,000 millones de pesos.

leonor.flores@eleconomista.mx