Brasil es la mejor opción para invertir en la región de Latinoamérica, aunque en México siguen atractivos ciertos sectores como el inmobiliario e infraestructura, coincidieron grandes fondos de inversión institucional durante un foro organizado por la Bolsa Institucional de Valores (Biva).

Miguel Machado, global Head of Equity Research en Santander, expuso que el mercado de capitales de Brasil está más diversificado que el de México, tiene sectores económicos más representados y hay mayor liquidez, además, las tasas de interés han venido a la baja en la última década, al pasar de 20 a 2 por ciento.

“Si yo tuviera que escoger hoy un país en América Latina, independientemente de la pandemia y el déficit fiscal que se va a traducir en una preocupación el próximo año, pondría en mejor nivel a Brasil que a México porque estamos en un momento en que dependemos de las políticas monetarias”, manifestó en su intervención. Miguel Machado, durante el panel virtual “Perspectivas Globales de Inversión y Mercado” en el BIVA Forum.

El especialista consideró que México  necesita mandar señales de una política pública que genere mayor certidumbre y confianza para que regresen los flujos de capitales, así como atraer a más inversionistas internacionales.

Juan Franck, Investment Director México en Softbank, coincidió en que Brasil es más atractivo en temas de inversión porque el gobierno se ha comprometido a mantener tasas de interés para impulsar los mercados de capital, en general, incluso se ha visto una mayor participación de inversionistas minoritarios locales, en los últimos meses.

En el caso de México, agregó, es necesario ampliar y diversificar la base de inversionistas, clave para el desarrollo del mercado de capitales y las salidas a Bolsa, ya que son los que fomentarán  el crecimiento de las empresas y, por lo tanto, una mejora en la economía en los próximos 20 a 24 meses.

El directivo agregó que Brasil seguirá representando a la mayor parte de sus inversiones que actualmente representan alrededor del 70% y el resto está distribuido entre México, Colombia y Argentina.

Pablo Riveroll, Head of Latin American Equities en Schroders, destacó que si actualmente se voltean a ver a las 50 empresas más importantes de México y se compara con hace 20 años, la lista no cambiaría mucho.

judith.santiago@eleconomista.mx