Washington - La construcción de casas nuevas en Estados Unidos cayó inesperadamente en julio y la cifra de junio fue menor a la estimada inicialmente, mostró este jueves un informe que sirve como recordatorio de que el mercado inmobiliario sigue débil pese a algunas señales recientes de recuperación.

El Departamento de Comercio dijo este jueves que los inicios de construcción de viviendas bajaron 1.1% el mes pasado a una tasa anual ajustada estacionalmente de 746,000 unidades.

La cifra, que es susceptible a revisiones posteriores, se ubicó bajo la mediana de un sondeo de Reuters, que apuntaba a 757,000 unidades.

El mercado inmobiliario estadounidense, que tuvo una profunda caída seis años atrás, ha sido un punto de relativo éxito de la economía este año.

Los precios de las casas han mostrado indicios de estabilización y varios economistas creen que la construcción de casas le dará un pequeño impulso a la economía este año.

Había algunas señales positivas en el reporte del jueves. Los nuevos permisos para construir subieron 6.9% a 812,000 unidades, la tasa más alta desde agosto del 2008.

No obstante, en la cifra de inicio de construcción de viviendas nuevas, el Gobierno revisó a la baja sus estimaciones para los últimos meses.

La cifra de junio sobre los inicios de construcción fue revisada a una tasa de 754.00 unidades desde las 760,000 estimadas de manera preliminar. La lectura de mayo también fue revisada a la baja a 706,000 unidades.

Además de las viviendas, la economía atraviesa por una etapa de desaceleración este año, lo que podría contener las ganancias en la construcción de casas.

La recuperación del mercado laboral ha sido deslucida este año y la tasa de desempleo subió aún más en julio a 8.3%, pese a un aumento en el ritmo de contrataciones.

Aún así, las ventas minoristas durante el mes registraron sólidos avances, lo que apuntó a un rebote en el gasto del consumidor, que es el motor de la economía estadounidense.

El reporte del Departamento del Comercio mostró que la caída en los inicios de construcción se concentró en el sector de viviendas unifamiliares, que perdió 6.5 por ciento. Este segmento representa la mayor parte del mercado.

Los inicios de viviendas multifamiliares - una de las lecturas más volátiles del reporte - subieron 12.4 por ciento.

Rob