Rentar locales donde vender alimentos y bebidas, tener estacionamientos, la renta de taxis, tener en sus pasillos bancos y casas de cambio, ventas al detalle y otros servicios es un buen negocio para los grupos aeroportuarios que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En los últimos cinco trimestres, Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR), Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) y Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA) han tenido crecimientos de doble dígito en los ingresos no aeronáuticos y se espera que continúen en la misma ruta.

Analistas coincidieron en que este tipo de ingresos son positivos y continuarán durante los próximos años con la misma tendencia, aunque podrían llegar a un techo máximo antes de una década.

Para Juan Carlos Minero, director de Inversiones de Black Wallstreet Capital México, el incremento de ingresos no aeroportuarios de los tres grupos deberá llegar a un punto de equilibrio donde a pesar de que haya un tráfico de pasajeros permanente, ya no se podrá observar un crecimiento de doble dígito en estos servicios.

Hay un punto donde ya porque tengamos más tráfico de pasajeros, aunque esto se genere por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, de todas maneras ya no va a haber un crecimiento de doble dígito en los ingresos no aeroportuarios. Aparte faltan entre cinco y 10 años, esto es de muy, muy largo plazo, para ver que ese número se estanque , comentó Minero.

Atraen a inversionistas

Jorge Gordillo, director de análisis financiero de CIBanco, agregó que este tipo de ingresos han hecho más llamativos los papeles de estas emisoras por parte de los inversores.

Desde el 31 de diciembre del 2015 a la fecha, los tres grupos han tenido rendimientos de doble dígito en el valor de su acción. GAP, presenta 24.93% de rendimiento; Asur, con 20.06% y en tercer lugar OMA con 18.40 por ciento.

Durante el primer trimestre del 2017, los tres grupos reportaron resultados de doble dígito en los ingresos no aeronáuticos: Asur presentó 28.26% de incremento respecto al mismo periodo del 2016; mientras que GAP presentó un incremento de 29.9% y OMA de 14.3 por ciento.

En los próximos tres años, según estimaciones de Barclays, Asur y GAP tenderán a que estos ingresos se incrementen, mientras que los ingresos aeroportuarios vendrán a la baja.

La institución proyecta que en el periodo 2015- 2018 los ingresos aeronáuticos de Asur tendrán una baja de 24%, mientras que los no aeronáuticos subirán 68 por ciento.

Para GAP espera la misma tendencia, ya que en el mismo periodo, los ingresos aeronáuticos tendrán una caída de 37%, mientras que los no aeronáuticos se elevarán en 52 por ciento.

Barclays, dedicado a servicios financieros, estima que los números de OMA serán más nivelados, ya que los ingresos aeronáuticos mantendrán un crecimiento de 41% en el periodo que termina en el 2018, mientras que los no aeronáuticos se mantendrán en cerca de 37% de crecimiento.

[email protected]